dirigentes RN y UDIProyectar la Alianza a las elecciones municipales y presidenciales, esa es la meta que se autoimpusieron las nuevas directivas de RN y la UDI en la primera reunión oficial de ambas colectividades, luego de la renovación de dirigentes. Debatir todos los temas y ampliar el conglomerado asoman como desafíos para el nuevo periodo.
Luego que este fin de semana se efectuaran las elecciones de Renovación Nacional, que confirmaron como nuevo presidente del partido al diputado Cristián Monckeberg, la nueva directiva recibió el saludo formal de sus socios en la Alianza, la Unión Demócrata Independiente.
Reunión que sirvió además para zanjar las últimas desavenencias públicas entre ambos partidos, como por ejemplo, las críticas del flamante presidente de RN a la forma en que la UDI se ha opuesto a las reformas planteadas desde el Gobierno.
“No vamos a seguir la lógica de las trincheras y los panfletos” fueron las palabras que usó Cristián Monckeberg, en clara alusión al comportamiento expresado por sus socios del gremialismo.
En esta ocasión, el parlamentario fue más cauto y en un ánimo conciliador aclaró que “al interior de la Alianza lo que prima es la unidad, pero que eso no impide que existan diferencias que sean tratadas con el debido respeto”.
El nuevo presidente de RN agregó que se harán todos los esfuerzos posibles para mantener la unión del conglomerado “con la UDI tenemos la mejor de las relaciones y entendemos que conformamos una coalición de derecha o centro derecha, cada uno con sus matices, sin drama a debatir o disentir”, señaló.
La lectura que realizan en la Alianza, es que, al tener minoría parlamentaria, deben estar preparados para enfrentar todas las iniciativas y reformas que se plantearán desde el Ejecutivo, incluido, una eventual reforma a la Constitución, debate en el cuál todavía no existe un consenso sobre qué postura adoptar en la Alianza.
Por lo mismo se harán reuniones periódicas y mesas técnicas entre ambas colectividades, para entregar propuestas y contrapropuestas a las que ofrezca el Ejecutivo.
En ese sentido, ambas directivas expresaron su intención de ampliar el conglomerado hacia otros sectores o nuevos votantes, como sostiene el presidente de la UDI, Ernesto Silva “nosotros entendemos que junto a Renovación Nacional y junto a nuestros demás socios, tenemos que hacer crecer la Alianza para ser una alternativa a la izquierda, desde esa perspectiva la UDI y RN tiene una tarea y aportan miradas diferentes en una coalición que reconoce la diversidad”, afirmó.
Respecto de un eventual acercamiento con la Democracia Cristiana, Cristián Monckeberg admitió que es una política que hasta el momento no ha dado mucho resultado, pero que persistirán en ampliar la Alianza hacia sectores de centro, idea que todavía no convence del todo a sus socios de la UDI quienes prefieren apostar al electorado independiente.
“Queremos que el gobierno de la Nueva Mayoría sea un paréntesis entre el gobierno del Presidente Piñera, nuestro gobierno, y el nuevo futuro gobierno de la Alianza y para eso vamos a trabajar fuertemente. Cada uno tiene sus funciones y tareas dentro de cada partido en la lógica de fortalecerse y de ponerse de pie, pero también tenemos un objetivo final que es la elección municipal y la presidencial”, agregó el líder de RN.