mentira de HasbunLos medios de comunicación como las redes sociales deben tratarse con cuidado, eso es algo que nadie le advirtió al diputado Hasbún, quien publicó una fotografía de una marcha estudiantil haciéndola pasar como una manifestación en rechazo a la reforma en la educación.
Con el destape del caso Penta, donde el principal financista del partido, Carlos Alberto Délano, se encuentra acusado de fraude fiscal, seguido del juicio del cura O´Reilly, guía espiritual de varios de los políticos del gremialismo, quien fue declarado culpable de abusos sexuales contra una menor del Colegio Cumbres femenino, y el procesamiento del coronel (r), exalcalde de Providencia e integrante del partido, Cristián Labbé, por asociación ilícita en casos de lesa humanidad cometidos durante la dictadura, la imagen pública de la UDI se encuentra por el piso mientras que los errores de sus militantes suman y siguen.
Como si no fuera suficiente, a lo anterior hay que agregar el twitt del diputado Gustavo Hasbún (UDI) en el que publicó una foto para demostrar la inmensa cantidad de gente que participó en la protesta por la eliminación del lucro en educación. Con lo que no contaba el parlamentario era que más de alguien se daría cuenta de que la imagen correspondía a una marcha estudiantil del 2011, en la que incluso se lee una pancarta de apoyo a la Asamblea Constituyente (idea que no comparte el político).
La publicación tuvo como respuesta inmediata críticas hacia la acción del diputado del gremialismo, ya que fue una manera de engañar a sus seguidores y falsear la información entregada por Carabineros sobre la cantidad de gente que adhirió a la marcha. Hubo gente que alcanzó a retuitiar la publicación de Gustavo Hasbún, las que tuvieron respuestas dirigidas en contra de la UDI, a la que se sigue acusando de mentirosa.
Esta situación revela los problemas que pueden causar el mal uso de las redes sociales y lo que provoca una opinión que no tiene las bases suficientes para ser respaldada, sobre todo si se trata de una autoridad.
Con respecto a los errores que los parlamentarios suelen cometer en las redes sociales, el diputado Leonardo Soto (PS), comentó a Cambio21 que “yo creo que las redes sociales son un medio de difusión, de comunicación nueva en la política. Es un medio de comunicación social que merece tanto respeto como cualquier otro, de modo que cuando uno publica en Twitter, sube fotografías o hace comentarios en Facebook, es la opinión oficial de la autoridad que se expresa ahí y, por lo tanto, debe cumplir con los requisitos de ser verdadera y tener antecedentes fidedignos. No porque sea una red social se permite engañar a la gente o entregar antecedentes que produzcan confusión”.
“Es una responsabilidad de los diputados y senadores y toda autoridad tratar sus correos electrónicos, Twitters o Facebook de la misma manera que fueran relaciones públicas”, agregó el parlamentario del PS.
En cuanto a la situación del diputado Hasbún, Leonardo Soto expresó que “con los antecedentes que se tienen, si así fuere, ciertamente es una actividad que llama a la confusión, que engaña a los destinatarios y lo que corresponde, sin lugar a dudas, es rectificar, es decir, sacar la información y hacer una nota aclaratoria en la que se justifiquen las razones por las que se cometió esa torpeza”.
Sobre lo mismo se manifestó el diputado Cristián Campos (PPD), quien expresó a Cambio21 que “ejemplos como el de Hasbún demuestras que hay que ser mucho más prudente y minucioso y que la gente está completamente empoderada de lo que realmente ocurre, por tanto si alguien quiere sorprender, hacerse el simpático o causar una polémica, lo que realmente debe preocuparse, cual sea el cargo en que esté, es de no solamente expresar su opinión personal, sino tratar de no engañar a la gente, porque eso lo repudia, no le gusta”.
“En este caso puntual fue una foto, por lo tanto nadie puede querer tratar de agrandar una situación para colocar un tema como algo importante, sino que las convicciones y las ideas son las que permiten entregar mejor respaldo a una posición y no una foto” dijo Campos.
Respecto a lo que debería ser Gustavo Hasbún si fuera cierto que él publicó ese twitt, Cristián Campos dijo que “lo que él tiene que hacer es decirle a la gente lo que piensa en cuanto al tema educacional y eso se hace con ideas, no trucando una movilización con otra, se hace hablando con la verdad, más allá de si le gusta o no lo que está pasando, pero la gente que defiende una posición respecto del tema, merece que no se suban ni publiquen fotos que no corresponden y en eso creo que la disculpa podría remediar una situación que en realidad empaña una situación de fondo que es el tema de la reforma educacional”.
Fuente: Por Verónica Romero…Cambio21