El Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago cerró definitivamente la investigación en el caso “Pacogate” donde se defraudó $28 mil millones.

El Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago cerró definitivamente la investigación en el caso Pacogate, el multimillonario mega fraude al interior de Carabineros, donde 127 imputados serán acusados para enfrentar un juicio oral.

La Fiscalía, en tanto, mantiene las esperanzas de recuperar al menos un cuarto de los $28 mil millones defraudados.

En concreto, la acusación del Ministerio Público apunta a los delitos de fraude fiscal, malversación de caudales públicos, asociación ilícita, lavado de activos, falsificación y delitos reiterados, cuyos autores arriesgan hasta presidio perpetuo.

Con la negativa del Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago de reabrir el caso, los 127 acusados quedaron ad portas de enfrentar un juicio oral, pues se fijó para el próximo 16 de mayo la preparación de esta instancia procesal.

Más de trescientos bienes han sido confiscados por el equipo que encabeza el fiscal Eugenio Campos, entre ellos propiedades, vehículos, caballos y hasta un yate.

Aquello constituye una pequeña parte del monto defraudado, es decir, cerca de $7 mil millones, que tras el juicio oral podrían ser restituidos al Fisco.

El fiscal se negó a pronosticar un monto de lo que podría ser recaudado en un futuro remate, pero sí destacó el esfuerzo por recuperar la mayor cantidad de dinero posible.

La magnitud de este fraude llevó al Consejo de Defensa del Estado a designar a uno de sus miembros a cargo del proceso, el abogado Daniel Martorell, quien reconoció lo complejo que será recuperar los fondos fiscales malversados.

La preparación de juicio oral del 16 de mayo será respecto a 33 ex policías uniformados que componen la cúpula de la asociación ilícita encabezada por el otrora jefe de finanzas de Carabineros, el ahora general retirado Flavio Echeverría, quienes podrían enfrentarán penas que van desde los 10 años de cárcel hasta el presidio perpetuo.

Luego habrá otras audiencias en el Séptimo Juzgado de Garantía de la capital para civiles y quienes facilitaban sus cuentas corrientes para defraudar a la institución.