Máxima autoridad Institucional entregó banderín de mando a funcionarios que llegaron al máximo grado de su carrera profesional.

“Gracias a Dios, a la familia lo he cumplido y me encuentro feliz”. Fueron las palabras del carabinero Carlos Manríquez Leiva de la 8va. Comisaría de Temuco, quien fue uno de los 46 Suboficiales que recibieron de manos del General Director de Carabineros, Hermes Soto Isla, el Banderín de Mando por haber llegado al máximo grado en su carrera profesional: ser Suboficial Mayor.

Con más de 27 años de servicio, buena parte de ellos en Santiago, Manríquez volvió a Temuco, su casa, donde todo comenzó y donde el destino se encargó de que reciba su último ascenso.

La ceremonia realizada en la Esfocar Temuco, contó con el ascenso de 46 Suboficiales al grado de Suboficial Mayor, de dotación de las zonas VIII, IX, X, XIV y Araucanía Control Orden Público. Respecto de la presencia del General Director Soto Isla y los generales jefes de zona, indicó: “él es hijo de un Suboficial de Carabineros, es fantástico que nuestra máxima autoridad esté apoyándonos y dándonos unas palabras de aliento en este momento”.

Oriundo de una familia de Carabineros, Carlos es la inspiración de su hermano menor Miguel Manríquez Leiva, quien es Sargento 2do. y viajó desde Valparaíso especialmente para estar con su hermano. “Es un orgullo para mí, él es mi norte, gracias a él yo entré a la Institución, y estoy donde estoy. Acabo de pasar por la escuela y mi meta es seguir el mismo camino, llegar al grado máximo. Ser un Carabinero es un estilo de vida, no cualquier persona está dispuesta a esto”, señaló el familiar.

Por su parte, el ahora Suboficial Mayor, Héctor Salamanca Belmar, de la 1ra. Comisaría de Fuerzas Especiales de la Zona Araucanía Control Orden Público, también con más de 27 años de servicio en Carabineros de Chile, comentó “para mí alcanzar el grado máximo es una satisfacción y uno de los logros más importantes en mi carrera, porque significa esfuerzo, sacrificio, lealtad y compañerismo con mis camaradas junto a mi familia, mi esposa y mis hijos. Cuando uno lleva esto en el corazón se agradece porque es lo que ama, la carrera, el trabajo y este uniforme con las carabinas cruzadas que uno viste”.

El General Andrés Gallegos Durán, al término de la ceremonia, destacó el esfuerzo del grupo de carabineros para llegar al grado de Suboficial Mayor, “es una trayectoria de más de 27 años donde han llegado al máximo grado que un carabinero del escalafón de Suboficiales puede llegar y este es un momento importante es por eso que nuestro General Director ha querido estar presente en este día. En ellos, sobre sus hombros pesa el liderar, dirigir a los subalternos para estar más cerca de la gente, brindar una mayor y mejor seguridad a las personas”.

 

 

 

Subscribe to my first newsletter
Subscribe