Tres años y un día de presidio efectivo fue la pena que obtuvo Diego Meliñán Catrío, quien fue condenado como autor de un incendio forestal ocurrido en Ercilla y que destruyó 10 hectáreas de rastrojo de trigo y parte de un cerco perimetral en el fundo Melanie II, de propiedad de René Urban.

Esta sería la primera condena obtenida por la Fiscalía de Alta Complejidad de La Araucanía en relación a incendios forestales ocurridos la Región durante el estado de excepción, fue conseguida a menos de dos meses de ocurrido el hecho, en un procedimiento abreviado en el que el imputado admitió los hechos de la acusación.

Al respecto, el fiscal de alta complejidad Enrique Vázquez explicó para lograr el veredicto condenatorio fue clave el material audiovisual registrado por las cámaras de seguridad de la Ruta 5 Sur, donde se grabó el momento en que el condenado descendió de su caballo e inició el incendio, para luego huir sobre el animal.

“Cobra especial relevancia la participación de los operadores de las cámaras de Carabineros, quienes realizaron un seguimiento a la acción desplegada por el imputado e incluso obtuvieron un acercamiento al rostro del individuo que había iniciado el incendio”, destacó Vázquez.

Mediante trabajo investigativo desarrollado por la Fiscalía y la PDI y comparaciones de las imágenes con fotografías encontradas en fuentes abiertas como Facebook, tanto del imputado como de su caballar, se pudo identificar efectivamente al comunero como la persona que aparecía en el video.

Finalmente, el Tribunal otorgó al condenado el beneficio de la libertad vigilada intensiva, además de la pena accesoria de prohibición de aproximarse a los afectados a la familia Urban.