El presidente (S) de la entidad, Sergio Muñoz dijo claramente que “los derechos de los migrantes están incorporados en todos los instrumentos de derechos humanos”, lo que contradice la postura oportunista del gobierno.

Muñoz, se refirió a la situación de los migrantes en Chile, a días de que el gobierno comunicara que se restará del Pacto Mundial para la Migración de la ONU. El Ejecutivo argumentó su decisión, señalando que la migración no es un derecho humano.

“Chile ha recibido migraciones desde sus orígenes, puesto que se señala que los pueblos originarios llegaron desde distintas parte del continente (…) Es así como la migración es parte de nuestra historia”, dijo el ministro Muñoz. En ese sentido, aseguró que “los derechos de los migrantes están incorporados en todos los instrumentos de derechos humanos”.

De acuerdo a Muñoz, hoy “se pretende condicionar el reconocimiento de la dignidad humana de algunas personas a su nacionalidad de origen, como para aceptarles en una determinada comunidad política”.

Para Francisca Vargas, directora de la clínica jurídica Migrantes y Refugiados UDP, “las palabras del ministro son excelentes, de una manera objetiva es capaz de plantear lo que hay detrás de esta mala decisión de no adherir al pacto global sobre migraciones. Él tiene razón, migrar es un derecho humano”.

Luis Eduardo Thayer, expresidente del Consejo Consultivo de Migraciones y académico Universidad Central, dijo que “las palabras de Muñoz reflejan una posición que es opuesta a la que ha planteado el gobierno. Esto es, que las personas deben tener acceso a los derechos independientemente de su condición”.