Farmacias Ahumada anunció un amplio plan de reestructuración que no sólo incluye el cierre de locales sino también despidos.

“El plan considera desvinculaciones y el cierre de farmacias y tiendas a nivel nacional. Farmacias Ahumada necesita agilizar y flexibilizar su estructura y enfocarse en su negocio principal: salud, belleza y bienestar en un solo lugar”, dijo la firma.

La cadena controlada por la estadounidense Walgreens explicó que estas medidas son parte de un proceso que busca adaptar la organización a las necesidades actuales de sus pacientes y clientes y enfrentar de mejor manera los desafíos de la industria.

Según trascendió, los trabajadores despedidos serían alrededor de 700 según confirman dirigentes sindicales de esta empresa: “Podrian ser más. Vamos a esperar lo que nos digan los ejecutivos para tomar decisiones y defensa de los despedidos”, señaló a Cambio21 uno de esos dirigentes.

“La compañía lamenta que esta transformación organizacional afecte directamente a parte de sus trabajadores, y agradece el compromiso y la dedicación con que desempeñaron sus funciones”, afirmó la empresa.

En el breve comunicado, la cadena afirmó que seguirá teniendo presencia en las principales comunas y ciudades de Chile, “de Arica a Punta Arenas”, pero no detalló cuántos locales cerrarán.

Todo parece indicar que estas medidas están asociadas al plan que había iniciado la matriz de la compañía el año pasado, el cual tuvo como hito principal la llegada de Juan Martín Monsalve como gerente general.