Un poderoso terremoto sacudió un popular destino turístico en Indonesia, matando a por lo menos 14 personas.

El sismo, de una magnitud de 6,4, afectó la isla central de Lombok poco antes de las 07:00, hora local, del domingo.

La isla atrae muchos turistas de todo el mundo por sus playas y senderos para excursionistas, y se encuentra a unos 40 km al este de Bali.

Muchas edificaciones quedaron dañadas y decenas de personas resultaron heridas por los escombros que caían, según las autoridades.

Un turista malasio, que hacía una excursión al monte Rinjani, se encuentra entre las víctimas.

Servicio Geológico de los Estados Unidos informó que el epicentro del terremoto fue 50 km al noreste de la ciudad de Mataram, en el norte de Lombok.

Fue seguido de más de 60 réplicas más pequeñas, la mayor de estas alcanzando una magnitud de 5,7.

“Unas 40 personas están heridas y decenas de casas dañadas”, declaró en un comunicado, Sutopo Purwo Nugroho, portavoz de la agencia indonesia para desastres.

“La mayoría de los heridos fueron víctimas de los escombros y ladrillos que caían”, expresó. “Estimamos que la cifra aumentará porque todavía no estamos recaudando los datos”.

Añadió que “el esfuerzo principal es la evacuación y el rescate. Algunos de los heridos siguen siendo atendidos en las clínicas”.

El funcionario publicó imágenes mostrando edificios colapsados y escombros desperdigados por las calles.

“El terremoto se sintió tan fuertemente que los turistas entraron en pánico y huyeron de sus hoteles”, afirmó a la BBC Lalu Muhammad Iqbal, director de protección al ciudadano de la Cancillería.

Un testigo comentó a la agencia AFP sobre el caos que siguió al sismo.

“El sismo fue muy fuerte y todos en mi casa se asustaron y salimos corriendo afuera”, dijo. “Todos mis vecinos también salieron y la electricidad se cortó de repente”.

Vinayak Gaikwad, periodista de BBC Marathi, se encontraba en la isla Gili Trawangan island, a unos 7 km de Lombok, cuando sucedió el terremoto.

“Los temblores eran fuertes, noté las olas en la piscina del hotel”, describió. “Un grupo de nosotros salió corriendo del hotel”.

“Treinta minutos después se sintió la primera fuerte réplica. Los lugareños estaban preocupados porque muchas de las estructuras están hechas de madera y bambú, pero los turistas eran los más atemorizados”.

 

OTRAS AGENCIAS

El epicentro se situó en la isla de Lombok, a una profundidad de siete kilómetros. Imágenes en redes sociales mostraban múltiples daños en infraestructura, además de cientos de heridos

Al menos 14 personas murieron y centenares resultaron heridas este domingo como consecuencia de un terremoto de magnitud 6,4 en la turística isla de Lombok, en el sureste de Indonesia, según las autoridades locales.

La potente sacudida provocó escenas de pánico entre locales y visitantes, que huyeron de sus casas o se precipitaron fuera de los hoteles. Hay cinco niños entre los fallecidos.

El terremoto, con epicentro de escasa profundidad, se registró a las 06H47 hora local (22H47 GMT del sábado).

Fue seguido por más de 120 réplicas, la más fuerte de magnitud 5,7, según la Agencia de Geofísica y Meteorología de Indonesia. El gobierno local decretó el estado de emergencia durante tres días.

“Según la información que tenemos hay 14 muertos, 162 heridos y cientos de casas dañadas”, declaró en un comunicado un portavoz de la Agencia de Gestión de Desastres de Indonesia, Sutopo Purwo Nugroho.

Subscribe to my first newsletter
Subscribe