Desde 1558, el macizo registró un total de 49 grandes erupciones, una cada diez años aproximadamente, según datos del organismo.

El 2 de  Marzo del año 1964, el volcán Villarrica estalló con tanta violencia que destruyó la localidad de Coñaripe, dejando un saldo de 22 personas fallecidas y grandes estragos en los alrededores de la zona lacustre como Villarrica y Pucón.

Desde las 02:30 hora local del 3 de marzo de 2015, la señal de tremor aumentó considerablemente, evidenciando un ciclo eruptivo de mayor envergadura, a la vez que el Sernageomin decretaba el nivel de alerta máximo, y recomendaba un radio de restricción de diez kilómetros alrededor del cráter.

Su fase más enérgica duró aproximadamente 55 minutos, caracterizada por una columna eruptiva que alcanzó entre seis y ocho kilómetros de altura (con dispersión de cenizas preferentemente hacia el este-noreste), y por una emisión vertical y constante de lava desde el cráter principal, de 1,5 kilómetros de altura.

La pluma de cenizas resultante se dispersó al sureste y se desplazó por cerca de 500 kilómetros, sin acumulación significativa de material particulado en la superficie ni impacto en la aeronavegación.​

La eyección de material piroclástico alrededor del cráter fusionó parcialmente el casquete glaciar del Villarrica, generando lahares de baja magnitud que descendieron principalmente por los ríos Voipir, Correntoso, Zanjón Seco – Carmelito, Pedregosos y Turbio.

Historia

En los últimos cien años, el volcán Villarrica, considerado el más activo e inestable de Chile, ha registrado un total de ocho erupciones importantes que han acabado con la vida de más de 300 personas y han causado importantes desperfectos en infraestructuras.

Según datos del Servicio de Geología y Minería (Sernageomin) las actividades eruptivas más importantes tuvieron lugar los años 1948, 1964 y 1971 cuando la lava del volcán arrasó distintas localidades de las regiones de La Araucanía y Los Lagos y cobró la vida de varios centenares de habitantes.

El estallido de 1948, que según los estudios de la época hizo aumentar en un metro el lago homónimo y destruyó un complejo de esquí ubicado en la ladera del volcán, causó unas 100 víctimas, entre muertos, heridos y desaparecidos.

Dieciséis años después, en marzo de 1964, la erupción del macizo andino, de 2.847 metros de altitud, destruyó casi completamente el pueblo de Coñaripe, en el municipio de Panguipulli, y acabó con la vida de 22 personas, además de la destrucción de caseríos rurales y diversos campos de cultivo.

En el mes de diciembre de 1971, el volcán registró la erupción más violenta de toda su historia que generó una colada de lava de 10 metros de espesor y casi 200 metros de ancho que llegó hasta el lago Calafquén tras arrasar nuevamente con la localidad de Coñaripe, donde causó la muerte de 200 personas.

En 1984 el volcán volvió a erupcionar y originó dos ríos de lava pero no causó ninguna víctima humana ni daños materiales.

Desde 1558, el macizo registró un total de 49 grandes erupciones, una cada diez años aproximadamente, según datos del organismo.

En Chile hay más de 2.000 volcanes, de los que unos 125 son considerados geológicamente activos y cerca de 60 han tenido algún tipo de actividad eruptiva en los últimos 450 años.

POR RED INFORMATIVA

 

Subscribe to my first newsletter
Subscribe