La Superintendencia de Medio Ambiente rechazó el recurso de reposición que interpuso Celulosa Arauco para ser absuelta de las millonarias multas que le aplicaron por una nueva contaminación en el río Cruces, en enero de 2014.

Con más de cuatro mil 300 millones de pesos fue sancionada la compañía maderera por diez infracciones que detectó la superintendencia por un nuevo episodio de contaminación ocurrido en enero de 2014 donde hubo el vertimiento de residuos industriales líquidos, generando afectaciones cutáneas a bañistas en el sector de Rucaco y una mortandad de peces en el río Cruces, incluyendo a especies en conservación.

Tras ello, Celulosa Arauco presentó un recurso de reposición para intentar revertir las medidas aplicadas por la SMA. Sin embargo, la institución fiscalizadora determinó rechazar en todas sus partes el recurso interpuesto por la empresa del holding Angelini.

De acuerdo a lo estipulado en la resolución de la superintendencia, Arauco no logró desacreditar el daño ambiental que causó en la fauna íctica del río Cruces debido al vertimiento de líquidos y tampoco, tomó a tiempo medidas para mitigar o informar lo ocurrido.

Con esta determinación de la SMA, se mantiene las millonarias multas contra la fábrica y la empresa podrá apelar a la resolución interponiendo un recurso de ilegalidad ante el Tercer Tribunal Ambiental de Valdivia.

Subscribe to my first newsletter
Subscribe