sequia
Hace algunos días fui partícipe de una interesante reunión en donde estuvieron presentes autoridades encabezadas por la Gobernadora de Malleco Andrea Parra, el Seremi de Agricultura Alberto Hofer, el Director Regional del Indap Alex Moenen-Locoz, el alcalde comunal Peopoldo Rosales, entre otros, allí se vio la cruda realidad que se vive a raíz de la sequía que se cierne sobre esta zona de Malleco; cruda realidad planteada por los vecinos de sectores rurales, encabezados por Luz Benavidez del Módulo Maica.-
Este tema sigue siendo grave en la comuna, ya que al realizar un recuento de lo abordado, la principal demanda es la falta de agua.
No es posible que las personas sigan viviendo en esas condiciones, donde es necesario llevarles el vital elemento a través de camiones aljibe desde la ciudad, lo cual sólo les alcanza para el consumo humano.
La falta de agua repercute directamente en los cultivos y la crianza de animales, estos últimos han debido venderse a muy bajo costo o simplemente las familias hay debido sacrificarlos.
Los invernaderos en donde se producían hortalizas, que eran el pan para muchas familias, ya no producen, no hay como regar.-
Como una de las principales conclusiones tras la reunión sostenida en la Municipalidad, los afligidos pequeños productores, solo esperan que el gobierno de Michelle Bachelet le dé la prioridad necesaria al tema, donde es primordial que se escuche a los campesinos y agricultores que viven en condiciones muy difíciles, lo que se va acrecentando cada día y, si no se le pone una solución pronto, provocará una gran crisis en un futuro muy cercano.
Existen cifradas esperanzas que así sea y que no pase lo del gobierno anterior, que dejó esta materia inconclusa y a los agricultores afectados, a la deriva.-
Por Mario Grandón Castro, concejal de Collipulli