15 gremios agrupados anunciaron una paralización de carácter indefinido a partir del próximo lunes.

A partir de este lunes, la administración pública tendrá paro indefinido de sus funcionarios por no llegara a un acuerdo con el Gobierno por el reajuste fiscal de 2019.

Este jueves, durante más de cuatro horas se extendió la sexta reunión entre los representantes de la Mesa del Sector Público y Hacienda, sin resultados positivos, por lo que los 15 gremios agrupados anunciaron una paralización de carácter indefinido a partir del próximo lunes.

Si bien ambas partes redujeron sus expectativas, las cifras aún se mantienen a enorme distancia.

El 7,5% de los trabajadores se estrechó a 7 puntos porcentuales y los 2,9 ofrecidos por el Ejecutivo escalaron a 3,1%, lo que aún es considerado un piso insuficiente por los trabajadores ya que este indican, se mantiene al nivel de la inflación y sólo corresponde a un 0,2% de incremento real por sobre el IPC, cercano a los 1.200 pesos en promedio.

Otro de los factores que mantiene a los trabajadores molestos es la ausencia de los ministros en las seis reuniones que se han llevado a cabo, por lo que esperan que el próximo lunes estén presentes para avanzar hacia una cifra de consenso, cuestión que desde el Gobierno ya confirmaron, eso sí, antes de que ocurriera el anuncio de paralización.

Respecto, de este tema, la representante de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales y vocera de los 15 gremios agrupados, Ana María Gutiérrez, aseguró al término de la prolongada reunión que “ellos (el Ejecutivo) quieren lograr un acuerdo (…) y han planteado el espacio de una nueva reunión, pero con presencia de los ministros”.

En tanto, la presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa, sostuvo que habrá paro, tal como se mencionó y como se había advertido en la previa a esta última negociación. La medida será revisada, dependiendo de lo que ofrezca el Ejecutivo, indicó.

Quien también se refirió a lo ocurrido fue el presidente del Colegio de Profesores, Mario Aguilar, quien apuntó que el aumento equivale a “un kilo de pan”.

“Eso es lo que el Gobierno ofreció como mejoramiento del incremento por sobre el IPC”, fustigó.

“Efectivamente es inferior al reajuste que concordamos la mayor parte de las agrupaciones el año pasado, en una economía que crece a una tasa muy superior y con un Gobierno que dice que la economía está saliendo de la situación que tiene”, criticó por su parte el presidente de la ANEF, Carlos Insunza.