¿Se imagina entrar a supermercado o tienda, o adquirir por Internet, al igual que el vestuario, o alimentos, distintos productos de madera para construir o reparar su vivienda?

Este escenario está cada vez más cercano en Chile, cuando entre en vigencia el rotulado de madera, iniciativa que permitirá a consumidores y usuarios conocer datos relevantes sobre la calidad de la pieza de madera: dimensiones, grado estructural, impregnación, escuadría y humedad, entre otros.

En sus últimos trámites legislativos se encuentra el decreto que fija requisitos de rotulación para la madera que se comercializa en el país, considerado por diversos expertos como una de las claves para fomentar la construcción en este material en Chile.

La iniciativa recoge los requisitos establecidos en la normativa vigente para la construcción en madera y permitirá transparentar la calidad del producto de cara al consumidor final. Actualmente, se está tramitando en Contraloría General de la República y se espera que entre en vigencia 180 días después a la toma de razón.

El Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) ha sido, junto al Ministerio de Economía, el principal impulsor del rotulado para la madera, ya que esta iniciativa se alinea con la meta de aumentar la utilización de esta materia prima que se han planteado diversos organismos entre los que destaca CONAF y CORFO.

La ingeniero constructor del Departamento Tecnologías de la Construcción del MINVU, Susana Jara, es la encargada en la División Técnica de Estudio y Fomento Habitacional, y en consecuencia, una de sus tareas es trabajar en materias de calidad de materiales de construcción.

Desde el gran conocimiento que le proporciona el haber trabajado en esta iniciativa, nos explica las disposiciones del reglamento, sus alcances, beneficios y nos delinea las principales acciones que están realizando para fomentar el uso de la madera en Chile.

-¿En qué consiste el reglamento que identificará la calidad de la madera?

-Es necesario aclarar que el reglamento de rotulado no exige una certificación del producto, sino que dispone la incorporación de un rótulo en la pieza de madera que proporciona información relevante sobre la calidad del producto, entre los que se encuentran el grado estructural, la impregnación, la escuadría y la humedad, entre otros.

-¿Qué información encontrará el usuario en la etiqueta?

-La información contenida en el rótulo se refiere a los requisitos establecidos la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones y la normativa técnica para construcción.

En el caso del rótulo de madera para uso estructural, éste deberá contener la identificación del proveedor, país de origen, especie, terminación (dimensionado o cepillado), dimensión (NCh 2824 o NCh 174). También incluye la escuadría de la pieza de madera, expresada como denominación comercial, acompañada por su dimensión –en madera seca- en milímetros (mm) y largo en metros (m). Asimismo, debe informar el contenido de humedad, grado estructural y preservación. De ser requerido, se debe comunicar el tipo de preservante y la clase de riesgo, de acuerdo con la NCh 819.

-¿Para qué sirve el rotulado de la madera?

-El rótulo tiene como objetivo informar al consumidor sobre las propiedades de la madera, su estándar de calidad y el cumplimiento de las exigencias normativas vigentes en el país, como las establecidas en la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones (OGUC). En este sentido, permitirá a consumidores y usuarios, verificar que las piezas de madera que están adquiriendo cumplen con lo que exigen las normas chilenas de construcción. Asimismo, el rotulado facilitará la identificación del material que concuerde con la memoria de cálculo y especificaciones técnicas del proyecto.

Cabe señalar que esta normativa no exigirá nada distinto de lo que en la actualidad debe cumplir la madera aserrada de uso en la construcción.

-¿Cuáles son los beneficios para consumidores y productores de contar con este reglamento?

-Esta iniciativa implica un gran salto para la industria y una enorme posibilidad de mejora para los productores, quienes tendrán que sumarse al desafío de darle valor agregado a sus productos, ya que el avance de todas las líneas de acción que el Minvu está impulsando, implica abordar la edificación en madera con conceptos de sustentabilidad, innovación y productividad.

Para los consumidores, el rotulado proporcionará información que les permitirá discriminar entre la diversidad de productos que ofrece el mercado y efectuar una elección informada, de acuerdo con el uso requerido y el proyecto.

-¿De qué manera este reglamento incentivará la construcción en madera?

-Por un lado, este reglamento apunta efectivamente a generar confianza entre los diseñadores para incentivarlos a que consideren el uso de la madera como materialidad.

Por otra parte, informar de manera clara su estándar, permitirá avanzar en la construcción industrializada, potenciando su versatilidad para generar soluciones sustentables, innovadoras, y con alto nivel de prefabricación, apuntando a la productividad y el potencial de crecimiento del sector.

-¿Qué otras acciones contemplan para impulsar la construcción en madera?

-Las acciones van en torno a establecer alianzas colaborativas con representantes del ámbito académico, sectorial e interinstitucional, que permitan impulsar iniciativas que tienen como objetivo que la madera se convierta en una alternativa más competitiva en el mercado de construcción nacional, destacando sus atributos como velocidad de construcción, economía y eficiencia energética, potenciando, además, su versatilidad para generar soluciones sustentables, e innovadoras.

Entre estas iniciativas destacamos el fortalecimiento y actualización del marco normativo técnico, para abordar en un futuro cercano la edificación en media altura, también se está trabajando en en una serie de soluciones constructivas tipo para los Listados Técnicos Oficiales del Minvu sobre comportamiento al fuego, térmico y acústico, que pueden ser usadas por quienes diseñan y construyen.

En el plano de la extensión e instrucción se han generado alianzas colaborativas CORFO – INFOR–CIM Corma para capacitar en materia de construcción en madera y difundir proyectos e iniciativas relacionadas.

Finalmente, se están desarrollando proyectos piloto detonantes para demostrar las cualidades de la madera en el ámbito de la sustentabilidad y eficiencia energética, referidos al uso de este material en la edificación con calidad, especialmente en la zona centro norte del país. El desafío es superar brechas normativas y culturales, incorporar nuevas tecnologías, generar industrialización que apunte a la rapidez en la ejecución, entregar viviendas con conceptos de eficiencia energética, y otorgar entornos y barrios con conceptos ecosustentables. En esa línea, los proyectos que se entregan este año son Chañaral y Salado (en Atacama), que están en etapa final de ejecución, además de los proyectos en vivienda social que el Minvu está desarrollando a través de sus programas habitacionales en Osorno, Ovalle y Navidad.

Subscribe to my first newsletter
Subscribe