En lo que va de este 2018, el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) ha decomisado más de un millón de kilos de papa en la Región de Los Ríos, por ser de dudosa procedencia o por no cumplir con la normativa vigente.

Desde las 22:00 horas del 22 de noviembre hasta este viernes 23, el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) se desplegó por diversos puntos de la Región de Los Ríos para fiscalizar el transporte y comercio de papa.

“La región forma parte del área libre de plagas cuarentenarias, por ello no se puede ingresar papa proveniente del norte, ya que eso coloca en riesgo la condición fitosanitaria de la zona sur del país, y en esta época del año, intensificamos los controles.  Sólo en esta jornada hemos impedido el ingreso de 3.143 kilos de papa de dudosa procedencia”, declaró el Director Regional del SAG, Jorge Oltra.

Durante el operativo, los fiscalizadores estuvieron presentes en controles carreteros, ferias libres y locales comerciales, la autoridad además detalló el decomiso de papa en la región durante el 2018. “De enero a diciembre realizamos la labor fiscalizadora a toda la cadena productiva, desde la producción de semillas, hasta la venta de las papas. Este año, hemos decomisado más de un millón 307 mil kilos de papa, la cual se ha destruido, y, además, se han enviado 8 mil toneladas fuera del área libre”, detalló.

La Región de Los Ríos forma parte del área libre de plagas cuarentenarias de la papa, por ello, sólo se puede comercializar papa cuyo origen sea desde la provincia de Arauco, en la Región del Bío-Bío, al sur y todos los productores de papa deben estar inscritos en el registro del SAG.

El Programa Nacional de Sanidad de la Papa también establece que está prohibido ingresar al área libre sacos vacíos usados y cualquier material que movilice suelo, como maquinaria e implementos, sus medios de transporte, envases de uso agrícola, industrial, minero u otro. Quienes infrinjan la normativa se arriesgan a multas de hasta 150 UTM, además del decomiso y destrucción de las papas en cuestión.