fiscal en stgo.Al momento del allanamiento que culminó con su captura, los primos Tralcal estaban durmiendo.

Durmiendo estaban los primos José Tralcal Coche y Luis Tralcal Quidel, dos de los cuatro condenados por el incendio que terminó con la vida del matrimonio Luchsinger Mackay en 2013, y quienes se encontraban prófugos desde octubre y mayo del año pasado, respectivamente, cuando fueron capturados por efectivos de la PDI.

En la vivienda de la localidad de La Cisterna, en la región Metropolitana, ambos tenían dos días. El allanamiento que culminó con su captura se llevó a cabo a las 8 de la mañana de este martes y fue realizado por el personal táctico de la Brigada de Investigaciones Policiales Especiales (Bipe) de la PDI.

Tralcal Coche se fugó luego de conocer que la Corte Suprema lo había condenado a cumplir una pena de 18 años por el delito de incendio con resultado de muerte para él y su primo, mientras que Tracal Quidel fue declarado en rebeldía luego de conocerse la sentencia de primera instancia, audiencia a la que no asistió.

El fiscal Patricio Rosas, jefe de Focos de la región Metropolitana Sur, manifestó que “se ha logrado dar con el seguimiento y vigilancia de estos dos sujetos que buscaban guarecerse en refugios de la zona sur de la capital. De esta forma ha sido allanado este domicilio con autorización del 11° Juzgado de Garantía”.

Asimismo señaló que en el lugar allanado fueron encontradas distintas especies, las cuales serán objeto de pericias y análisis “para el enriquecimiento de estas y otras investigaciones”.

Por su parte, la subprefecta de la Bipe, Ana Torres, añadió que los aprehendidos “no opusieron resistencia y se encuentran en buen estado de salud. Han sido visitados por familiares, (funcionarios del Instituto de) Derechos Humanos y sus abogados”.

En torno a la relación de los sentenciados con el dueño de la propiedad donde fueron encontrados, Rosas aseguró que “lo que se está vinculando no es solo la investigación en relación a las personas que mantienen órdenes de detención, sino que también se expande a todas aquellas personas que pudieron prestarle servicios de guarda, protección y encubrimiento en estos hechos”.

Al respecto la Subprefecta agregó que esto “es parte de la investigación por cuanto se trabaja con mucho análisis de información e inteligencia policial”.

Facebook Comments