Por todos lados se equivoca el ministro de Educación Gerardo Varela. Partió por declararse un ferviente admirador del lucro, que lo era desde siempre y así lo manifestaba en sus columnas. Habló de sus  hijos “campeones” (por uso de condones) y las mujeres lo repudiaron por machista. Como si fuera poco lo expresado por el secretario de Estado, el subsecretario del Mineduc Raúl Figueroa se  declara en contra de la gratuidad. Además, se le acusa de tener conflicto de intereses por su relación con el grupo Laureate, cuyas universidades que lucran (Universidad de Las Américas, Universidad Andrés Bello).

Los estudiantes universitarios pidieron que se le inhabilitara en el cargo, pero no fueron escuchados. En una carta dirigentes estudiantes exigen que se inhabilite de sus funciones al subsecretario Figueroa, por presunto conflicto de intereses de la autoridad con el grupo Laureate .

“Cómo estudiantes esperamos que este Ministerio de Educación pueda avanzar en esta investigación por lucro en estos planteles educacionales, sin embargo, nos preocupa que el actual subsecretario de educación Raul Figueroa sea quien esté involucrado en este proceso de investigación puesto que este mismo se desempeñó como secretario académico y director de la escuela de postgrado en la Universidad Andrés Bello, una de las notificadas por el propio Ministerio de Educación”, agregan.

En el currículum público del subsecretario aparece que ostentó no sólo cargos docentes sino que también cargos directivos en la Universidad Andrés Bello, como director de posgrado, por ejemplo.

Al respecto, Alfonso Mohor presidente de la FECH explicó a Cambio21 que “parte del rol que deben cumplir personeros del Mineduc es fiscalizar el lucro en las instituciones de educación superior. Recientemente un reportaje de Ciper deja en evidencia que la UNAB es parte de las instituciones en las que se ha comprobado la existencia de lucro según investigación instruida por el gobierno anterior”.

“Por lo que escasamente podemos esperar que alguien que ha ostentado cargos directivos en dicha institución pueda ser objetivo a la hora de fiscalizar. Existe un claro conflicto de interés”, agregó el directivo de la Fech.

Y la guinda de la torta del ministro Varela fue el  nombramiento del fundador de la ONG Comunidad y Justicia, Tomás Henríquez, como jefe de la División Jurídica del ministerio. Este es un acérrimo conservador y homofóbico: está en contra de la ley de aborto en sus tres causales, es discriminador y  considerado uno más de los “errores” del ministro Varela y hasta en el oficialismo aseguran que el abogado no puede estar en dicho cargo, porque “persigue a personas concretas de la diversidad sexual”. La designación se habría hecho a petición del ex candidato presidencial, el ultra derechista José Antonio Kast.

Paros y movilizaciones

El secretario general del Colegio de Profesores, Darío Vásquez, recuerda que se reunieron con el ministro como acostumbran hacerlo cuando asume una nueva autoridad , pero después no lo han vuelto a ver. En todo caso, le solicitaron que la relación con el ministerio sea a través del subsecretario  Figueroa.

En ese contexto  dijo a Cambio21: “nosotros le entregamos una carta crítica dirigida al ministro, Gerardo Varela, por las últimas declaraciones que él ha hecho. Le hicimos ver que está llevando un camino errático, creemos que haberle pedido perdón a los sostenedores es una aberración desde el punto de vista que el ministro no tiene por qué ir a pedirle explicaciones a ellos sobre todo por lo que ha pasado en Educación en nuestro país”

Agregó que “ayer salió ya determinando que es muy posible que algunos municipios, que no sé con qué parámetros lo van a evaluar, van a poder seguir administrando la educación pública, no obstante que   eso ya está contenido en la Ley, pero nos parece que es adelantarse demasiado en una materia que él recién viene conociendo sobre todo que, a juicio nuestro, es un ministro que no tiene título de profesor, no tiene la experiencia en el aula, tampoco en el sistema escolar y por tanto nosotros pensamos que se está apresurando con respecto a lo que significa tomar medidas en  relación a lo que se denomina hoy la nueva educación pública”.

Respecto al subsecretario Raúl Figueroa, el dirigente de los profesores, explicó que “nosotros tenemos la experiencia en el otro gobierno de  Piñera cuando el era el jefe del Departamento Jurídico. Era un tipo con el cual se podía conversar, eso no significa a  juicio nuestro, que no sea un funcionario que va a querer llevar adelante la política del gobierno. Pero sí se abrieron las puertas para poder presentar nuestros temas, en esa perspectiva estamos. Hasta el momento no tenemos ningún avance de la presentación del petitorio”.

Luego vamos a tener una nueva reunión con el subsecretario “y vamos a empezar a pedirle definiciones y una vez que eso esté vamos a saber cómo viene la mano. Nosotros esperamos resolver muchos problemas que venimos arrastrando que no resuelven las leyes que se han ido implementando. Por lo tanto, nuestra apuesta es lograr ciertos cambios que le permitan al profesor  poder ejercer mejor la profesión en el aula”.

Con respecto al abogado jefe de la División Juridica Tomás Henríquez, Vásquez dijo que “esperamos resolver con él a la brevedad el pago de los bonos, pero estamos intentando los bonos atrasados, leyes incompletas no resueltas hace 2 y 3 años. Hasta el momento estamos en esa etapa. Yo no soy partidario del gobierno, pero soy representante de los profesores y si no se cumplen los acuerdos o peticiones van a haber reacciones. Ahora ellos representan un programa, un gobierno de derecha y la pega nuestra es revertir las cosas que están malas para nosotros”.

Diputado Venegas: “estoy a lo menos preocupado”

En tanto el diputado Mario Venegas sobre este trío de autoridades que se salen de libreto opinó a Cambio21 que “estoy a lo menos preocupado porque veo una actitud de involución de avances que habíamos alcanzado en el gobierno anterior, me refiero fundamentalmente a los de carácter legislativo. Voy a poner como ejemplo lo relacionado con gratuidad, las declaraciones del ministro en esta materia son contradictorias con lo que ha declarado hasta el propio presidente de la República”.

“Recientemente me preocupan algunos planteamientos que se han hecho en el Senado la discusión en torno a relativizar la entrada en vigencia de la Ley de desmunicipalización en orden a que algunos municipios que lo hacen bien pudieran no entrar en los plazos que contempla la Ley, o sea, más allá del 2030. En fin hay varios otros hechos. Ni que hablar de las declaraciones desafortunadas  de parte del ministro”, analizó el parlamentario DC.

En cuanto al futuro del ministro de Educación, el diputado, señaló que “es una cartera compleja y su relación es bien lejana con el mundo de la educación. No es una persona que tenga una gran competencia en el área. No dudo de sus capacidades como abogado pero en empresas privadas, su relación con Educación es bien tangencial”.

En tanto el presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Santiago, Juan Pablo Latorre, expresó su opinión sobre la actuación del ministro Varela.

“El ministro está desenfocado creemos que no es un interlocutor válido, en este momento,  para el movimiento estudiantil. Constantemente, se enfoca más en tratar de legitimar las demandas del mundo social que ratificar su programa y sus propuestas porque no tienen propuestas, no tienen argumentos para esas propuestas y queda bien claro que no tienen ninguna concepción de lo que es la educación no sexista, ni siquiera una orientación mínima”.

“Ello se ratifica en sus discursos de odio hacia la diversidad sexual, en sus lógicas machistas a la hora de entender la sexualidad, incluso de sus propios hijos. Y por otro lado, en las demandas más históricas está claro que ellos conciben la educación como un negocio”, concluyó el dirigente universitario.

Subscribe to my first newsletter
Subscribe