Son 800 aproximadamente las familias que están siendo afectadas tras los 244 milímetros de agua caída.  Seremi de Agricultura señala ayuda del Gobierno con alimento concentrado para el ganado.

Si bien las precipitaciones en la comuna de Toltén deberían disminuir durante los próximos días, las aguas que inundan los valles y vegas tardarán al menos 15 días en salir de las empastadas naturales o potreros, en caso de buen clima, según considera el municipio local.

El Ministerio de Agricultura, a través del Instituto de Desarrollo Agropecuario (Indap), desplegó en terreno a sus equipos técnicos para realizar un catastro de agricultores afectados.

El seremi de Agricultura, René Araneda recorrió las zonas más afectadas junto al alcalde de Toltén, al gobernador de Cautín y al equipo de Indap Araucanía.

“Hemos realizado un constante monitoreo y como Gobierno estamos muy pendientes de cómo evoluciona la situación. Estamos comprometidos, a través de Indap, en ayudar con alimento concentrado o forraje para los pequeños agricultores que están siendo afectados en su patrimonio ganadero”, indicó Araneda.

MONITOREO

En cuanto a declarar a la comuna en situación de emergencia, el gobernador de Cautín, Mauricio Ojeda, indicó que está la voluntad política.

“A propósito del diagnóstico que han entregado los equipos de Indap en terreno y del municipio, esto se oficia al director nacional de Indap, quien tiene la facultad y quien debe consignar que la comuna se encuentra en una situación de emergencia”.

El seremi de Agricultura, en tanto, indicó que esperarán la evolución de los próximos días. “Nuestros esfuerzos se concentrarán actualmente en aquellos sectores críticos, donde más se necesita ayuda y luego veremos cómo evoluciona el clima durante estos días y cómo afecta a las zonas bajas de Toltén”.

FAMILIAS

Son 800 aproximadamente las familias que están siendo afectadas tras los 244 milímetros de agua caída, señala el gobernador de Cautín, “El 70% de la comuna está inundada y va a tardar un par de días en poder secarse y esa es la principal preocupación que hoy tenemos”, aseguró Ojeda.

El alcalde de Toltén, Guillermo Martínez, mencionó que según la proyección del clima y considerando que queda invierno, es necesaria la ayuda del Gobierno.

“Se están identificando a las familias que tienen mayores complejidades producto de la inundación de sus predios, para que puedan seguir alimentando al ganado, considerando que los predios demoran mucho en secarse”.

El jefe comunal hizo un llamado a la población en general de Toltén a que esté prevenida.

“En este trabajo conjunto, solicitamos tomar precauciones ante un eventual sistema frontal, para que no nos enfrentemos a condiciones tan adversas y dramáticas como las que hemos vivido. Por lo pronto, tenemos advertida a gran parte de la población, especialmente el sector noroeste de la comuna, que está adyacente a todo el curso del río Toltén, a fin de que las familias trasladen su ganado a zonas donde estén seguros”.

Subscribe to my first newsletter
Subscribe