La isla más turística del archipiélago indonesio por nubes de cenizas volcánicas, que alcanzaban los 2.000 metros de altura.

YAKARTA.- Miles de turistas estaban bloqueados este noche tras el cierre del aeropuerto internacional de Bali por culpa de la erupción del volcán Agung en la isla indonesia.

Dado el peligro provocado por las nubes de cenizas volcánicas, que alcanzaban los 2.000 metros de altura, el aeropuerto de Ngurah Rai cerró ayer y no abrirá al menos hasta las 19:00 locales de este sábado.

Esa situación provocó la anulación de 446 vuelos domésticos e internacionales con salida o llegada en Bali, la isla más turística del archipiélago indonesio.

Las autoridades estudiarán una posible ampliación del cierre durante el día, indicó un portavoz del aeropuerto, Yanus Suprayogi. Unos 75.000 pasajeros se ven afectados por esta situación, y miles de turistas se vieron obligados a permanecer en el aeropuerto o en los hoteles de la isla este viernes.

El volcán Agung, de un poco más de 3.000 metros de altitud, se sitúa a unos 75 kilómetros de los principales destinos turísticos de Kuta y Seminyak y entra a menudo en erupción desde que despertó el año pasado. En noviembre, la amenaza de una erupción ya provocó el caos en los transportes y afectó a la economía de Bali, especialmente el muy lucrativo sector turístico.

La última gran erupción del Agung dejó unos 1.600 muertos en 1963.

Indonesia, que tiene el mayor número de volcanes activos en el mundo, se sitúa en el “cinturón de fuego del Pacífico”, una zona de colisión de placas tectónicas donde se producen numerosos seísmos y erupciones volcánicas.

Subscribe to my first newsletter
Subscribe