Así lo anunció este martes el ministro de Agricultura, Antonio Walker.

La intensa lluvia y granizos que cayó en la zona centro sur del país desde este lunes, provocaría cien por ciento de afectación en parte de la región central en distintos cultivos, lo que se hace generar un gran signo de interrogación respecto a lo que sucederá con la exportación y el empleo.

Por esta razón, el ministro de Agricultura, Antonio Walker, se encuentra a punto de viajar dentro de los próximos días a las zonas afectadas, principalmente a la de O’Higgins.

“Los granizos muy fuertes e inusuales para este época del año, llegaron justo es el estado más delicado que tiene la fruta, y hemos tenido un daño muy considerable en cerezas, ciruelas, nectarines, duraznos, arándanos, manzanas y peras”, comenzó diciendo Walker.

En esa línea, el titular de la cartera agregó: “La verdad que estamos muy preocupados. Mañana vamos a ir a terreno, ya que tenemos daños también en hortalizas. Muchos de estos huertos al ser granizados van a tener que dejar su producción para el mercado interno y aquí estamos viendo que vamos a perder empleos de trabajo. Habrá un efecto en el empleo a corto plazo y también en las cosechas”.

“El tema es sumamente grave, tenemos productores que han perdido el cien por ciento de su producción y los efectos han sido devastadores”, sostuvo el ministro.

A su vez, el presidente de la Asoex, Ronald Bown, se refirió también a la delicada situación. “Obviamente, lo más serio de esto es cuando afecta de manera individual a algunos productores y evidentemente eso significa pérdidas practicamente totales, y si uno analiza a quiénes han afectado, te das cuenta que hay productores que han perdido absolutamente todo”, manifestó.

“No estoy tan seguro que pueda haber un efecto en el empleo”, lanzó finalmente Bown.