hercules contra incendios
Con el apoyo del avión Hércules C-130 facilitado por la fuerza aérea de Brasil, continúa el trabajo de las brigadas de Conaf y empresas privadas en el combate de los incendios forestales en La Araucanía.
Con una capacidad para 12 mil litros de agua que puede descargar a una distancia de 50 metros de altura del fuego, el coloso del aire recorrió los sectores altos de la comuna de Galvarino apoyando la emergencia que durante el fin de semana se desarrolló en el sector Santa Piedad, lugar donde más de 20 hectáreas forestales y de bosque nativo fueron afectados por los siniestros.
Las maniobras de este avión fueran seguidas de cerca por el seremi de Agricultura, Odín Vallejos, y el director de la Onemi, Juan Enrique Bugmann, quienes a bordo de un helicóptero realizaron un sobrevuelo sobre las hectáreas incendiadas. “Creemos que el actuar de este avión aportará bastante en el amago de los diversos focos de incendio que han afectado una superficie superior a las 2 mil hectáreas sólo en esta comuna”, indicó la autoridad del agro.
“Actualmente hay 4 incendios activos que están siendo combatidos por Conaf y unos 14 siniestros controlados y bajo observación. En total, y considerando el resto de las emergencias, más de 12 mil hectáreas de bosque nativo, plantaciones de pino y eucalipto, matorrales y pastizales, además de algunas siembras agrícolas han sido afectados en esta temporada estival. Para evitar que más superficie forestal sea destruida es que el intenso e impecable trabajo de Conaf continuará en las siguientes jornadas, para lo cual esperamos que las precipitaciones que se esperan en las próximas horas nos ayuden a reducir la fuerza de estos siniestros”, agregó el seremi.
Sobre el daño que el fuego ha provocado en algunas producciones agrícolas, Vallejos Cid afirmó que Indap Araucanía está realizando catastros tanto de superficies como de productores afectados, con el propósito de responder, según corresponda, a las consecuencias de estos incendios. Cabe mencionar que la Alerta Roja continúa en La Araucanía, quedando prohibida la realización de cualquier quema agrícola durante este periodo.