Con más dificultades que las esperadas, el presidente electo Sebastián Piñera y su equipo de confianza enfrentarán la semana clave en lo relativo a la designación final de los subsecretarios e intendentes.

De acuerdo a versiones de prensa que provienen de los principales dirigentes de Chile Vamos, solo Rodrigo Ubilla (RN) y Claudio Alvarado (UDI) estarían confirmados en las carteras de Interior y Presidencia, respectivamente.

Los demás son solo nombres que se mencionan entre este cargo, las jefaturas regionales e incluso embajadores como premio de consuelo.

Las mismas fuentes de la derecha han dicho en algunos círculos que este mismo lunes se darían a conocer los nombres de los subsecretarios, “porque es un tema que no puede esperar más”, señaló un alto dirigente de la UDI.

Equilibrio en lo político, lo técnico y la confianza presidencial deben ser decisivas en los elegidos, han dicho desde RN, el gremialismo, Evópoli y el PRI.

La rebelión de las regiones

Donde las conversaciones se han dilatado más de la cuenta es el ítem de las intendencias. Primero, porque algunos de los elegidos por Piñera no quieren estar en un cargo que en dos años más debe ser ratificado. En 2020 los nuevos gobernadores regionales serán elegidos por el voto popular junto a los ediles de todo el país.

A causa de lo anterior, el próximo gobierno ha tenido que modificar el dibujo original. Por ejemplo, el exdiputado Alfonso Vargas (RN), carta que corría con ventaja para Valparaíso, habría desistido de aceptar el nombramiento, mismo escenario que objetó Francisco de la Maza (UDI), candidato número uno para la región Metropolitana.

“Deben tener la disposición para ser candidatos”, ha dicho Piñera en más de una oportunidad.

Por otro lado, en regiones, el diálogo con los distintos actores locales, léase concejales, alcaldes, cores y parlamentarios, ha sido trabado y lento, sumado al período de vacaciones, que corta y le pone pausas al proceso.

Otro foco de conflicto lo instaló Lily Pérez, senadora saliente de Amplitud y exmilitante de Renovación Nacional que aspira a la intendencia de Coquimbo, pero que no cuenta con el apoyo de ningún líder de Chile Vamos, en especial RN y la UDI que tienen a sus propias cartas corriendo.

Cabe recordar que hace algunos días, en una extensa jornada en la residencia presidencial de Lago Ranco, se delimitó el camino a seguir para la conformación de los equipos ministeriales y regionales, tiempos que han sido respetados por los partidos, pero que no han estado exentos de presiones de todos los sectores.

Piñera este lunes vuelve de sus vacaciones, por lo que desde sus oficinas de Apoquindo 3000 se debiera de solucionar este verdadero puzzle político, aunque en los partidos del bloque aseguran que a diferencia del primer gobierno ahora la instalación debiera ser menos compleja.

Por Equipo Cambio21

Subscribe to my first newsletter
Subscribe