La Democracia Cristiana reitera la condena a la muerte del comunero Mapuche Camilo Catrillanca y la agresión violenta recibido por el menor que lo acompañaba, a manos de efectivos policiales en La Araucanía.

Se tratan de hechos gravísimos que deben ser investigados y todos los responsables sancionados.De la misma forma, lamentamos y nos parece muy preocupante e inaceptable, la cantidad de versiones que se han dado sobre los hechos; cuestión que no sólo ahonda la indignación nacional, sino que pone en duda el actuar del alto mando de Carabineros como también la capacidad y veracidad con que está actuando el Gobierno.

Creemos que el Intendente Luis Mayol imprudentemente se apresuró en confirmar –sin ninguna investigación previa- que Camilo Catrillanca había participado en el robo de los autos y posteriormente, muerto en un enfrentamiento. Y que también es un error grave que el Subsecretario Rodrigo Ubilla –sin mayor reflexión-, haya asegurado que existía una buena evaluación del Comando Jungla, cuando lo cierto es que hoy conocimos que al menos un efectivo, borró las imágenes grabadas de su operativo.

Creemos que continúa la falta de transparencia en el actuar de Carabineros; lo cual genera una natural desconfianza en la Opinión Pública y entorpece cualquier instancia de diálogo para poner fin al conflicto. Nos cabe la convicción de que se debe revisar la continuidad del alto mando, pues tal como indicó el Senador Francisco Huenchumilla, hoy cuesta creer la versión de Carabineros. Y como lo dijo el Diputado Mario Venegas con la renuncia de los 6 sancionados no basta.

Con todo, exigimos la renuncia del Intendente Luis Mayol, quien a la luz de los hechos acontecidos se ha transformado en un obstáculo al trabajo intenso que se debe desarrollar en la zona para superar esta crisis, como también el rezago histórico de La Araucanía. Su permanencia no es garantía para que prime la verdad de lo ocurrido y se pueda sancionar a los responsables.

DIRECTIVA NACIONAL DEMOCRACIA CRISTIANA