Francisco Huenchumilla (1)
El jefe regional de La Araucanía dijo que en una sociedad democrática la violencia deber quedar excluida y que su uso desprestigia al mundo mapuche. Agregó que continuará con su estrategia de trabajo, pese a las críticas recibidas. “Hasta marzo hubo un gobierno de derecha, que estuvo cuatro años en el poder y que pudo aplicar todas las recetas posibles ¿Cuál fue el resultado? Ninguno”, expresó.
Frente al ataque incendiario que afectó la noche de este martes 9 de junio al fundo San Luis propiedad de Ewald Luchsinger, el intendente de La Araucanía, Francisco Huenchumilla manifestó su condena total y absoluta ante los graves hechos de violencia, que terminaron con una persona herida producto de agresiones de terceros, así como infraestructura y maquinaria consumida por el fuego.
El jefe regional manifestó que en una sociedad democrática la violencia debe ser excluida como método de presión, por lo que aquellos que la utilicen deben estar dispuestos a enfrentar la aplicación de la ley en caso de ser identificados como autores materiales de los ataques.
El intendente Francisco Huenchumilla informó que el Gobierno presentará las querellas respectivas ante los Tribunales de Justicia, con el objetivo de que se investiguen los hechos ocurridos, se establezca la identidad de los responsables y se apliquen las sanciones que contempla la ley.
El representante del ejecutivo en La Araucanía agregó que es necesario que en el actual escenario se distingan las aspiraciones que pueda tener un grupo social respecto de los métodos utilizados para lograr sus objetivos. “El pueblo mapuche está reivindicando su territorio ancestral frente al Estado de chileno, pero otra cosa muy distinta es aceptar que por esa causa se puede optar por cualquier vía”, dijo.
“Aquí la violencia no vale y cuando es utilizada desprestigia al mundo mapuche y su causa. En consecuencia, la violencia no es el camino para reivindicar lo que se considera justo”, argumentó el intendente de La Araucanía.
El jefe regional agregó que en el actual contexto el Estado debe tener una actitud activa para resolver temas y conflictos que se viene arrastrando por décadas. “Existiendo por parte del Estado responsabilidad por la lentitud adoptada para resolver los problemas, lo que ahora estamos tratando de corregir”, dijo.
“Como intendente llevo tres meses en el cargo, y el grave conflicto que enfrentamos no nace ahora. Lo han abordado todos los gobiernos de al menos los últimos 30 años y todos tienen un grado de responsabilidad en lo que ha sucedido.”, dijo el intendente.
En ese sentido, Huenchumilla expresó que cada gobierno, sin importar su color político, han tenido la oportunidad de aplicar sus propias recetas y estrategias para enfrentar el conflicto.
“Hasta marzo de este año hubo un gobierno de derecha, que estuvo cuatro años en el poder y que pudo aplicar todas las recetas posibles ¿Cuál fue el resultado? Ninguno. Por lo tanto no me pueden pedir que en tres meses haga milagros”, dijo.
El jefe regional agregó que continuará trabajando para obtener la paz social en la Región, apurando las soluciones, las que están orientadas a:
1.- Combatir la pobreza dura, que es caldo de cultivo para la violencia.
2.- El diálogo inclusivo y no excluyente.
3.- Resolver el tema de tierras.
4.- La aplicación de la ley ante aquellos hechos de violencia que atenten en contra de las personas y la propiedad.