El alcalde de Renaico y Presidente de la Asociación de Municipalidades con Alcalde Mapuche, Juan Carlos Reinao, calificó como “poco trascendental” la visita del presidente Sebastián Piñera a la Araucanía, ya que con ello “no se resuelve el conflicto del Estado con  el Pueblo Nación Mapuche”.

Agregó que “las palabras del presidente Piñera son de buena crianza, que ya han dicho otros gobernantes al visitar la zona, pero no hay un sentimiento real en ellas. Nadie quiere asumir responsabilidades, ningún gobernante ha querido hacerlo tampoco”.

En ese sentido, AMCAM considera que “la muerte de Camilo Catrillanca debe marcar un antes y un después. Debe haber voluntades políticas de avanzar, ya que todos hablan de diálogo, oportunidades, pero no se busca solución real al conflicto”.

Reinao enfatizó que la visita de las autoridades a la zona “ha sido para reafirmar su política de represión, hasta ahora reconocida por todos como una decisión errada y lejos del objetivo de crear puentes de diálogo.  Nos queda la sensación de haber querido usar nuestra región para decirle al país que él está encima del problema, y que tiene  bajo control de la situación, tal vez con la idea de mejorar en las encuestas”

Sobre el asesinato de Camilo, Reinao fue enfático en manifestar que “las confianzas están profundamente dañadas. Estamos aún con el dolor de tener que soportar un sin número de excusas y declaraciones de buenas intenciones. Las mismas que se han dicho ya por largo tiempo”.

Asimismo dijo que es necesario dejar en “claro que la muerte de nuestro hermano ha sido producto de las políticas erradas que se han seguido y que más encima hoy nos dicen quieren mantener, las mismas que ya hemos condenado desde un inicio. No puede ser que tengamos un asesinato para se conocer el error de continuar con esta línea política de hostilizar y criminalizar al pueblo mapuche”.

“Esperamos como AMCAM, que todas estas ultimas embestidas comunicacionales para encubrir lo ocurrido no sean parte de una estrategia de empatar o justificar sus acciones. Además, reiteramos nuestra preocupación por la falta de autocrítica histórica en los actores políticos, así como también plantear nuestra desconfianza en cómo la clase política en su conjunto trata de resolver su crisis de credibilidad usando la causa mapuche, pero sin hacerse cargo de su propia incapacidad de ir resolviendo nuestras demandas históricas como pueblo. Es hora que se hagan cargo”.