celestino córdova 2En el documento Gendarmería dice que “existen antecedentes suficientes para suponer que el riesgo de fuga del accionante es alto”. El comunero fue condenado a 18 años por el ataque incendiario donde murieron los Luchsinger Mackay.
A través de un documento enviado a la Corte de Apelaciones de Temuco en respuesta a un recurso de protección, Gendarmería entregó los motivos para que el machi mapuche Celestino Córdova Tránsito no sea trasladado desde la Cárcel de Temuco hasta el Centro de Educación y Trabajo en Vilcún.
El comunero que cumple una condena de 18 años por el ataque incendiario en que murieron asesinados los agricultores Werner Luchsinger y Vivianne Mackay, en enero de 2013 en Vilcún, está pidiendo su cambio a una cárcel de régimen abierto.
En el documento –firmado por el director de la institución penitenciaria, Juan Letelier- Gendarmería dice que “existen antecedentes suficientes para suponer que el riesgo de fuga del accionante es alto y que es debido a las características propias del delito al cual fue condenado y de la situación fáctica y de derecho imperante en la región de La Araucanía, no es posible descartar un intento de fuga clandestina, o incluso por medio de la fuerza física de parte del interno o de miembros de su etnia o terceros interesados” reza el documento dado a conocer hoy por El Mercurio.
Gendarmería explicó que actualmente Celestino Córdova en la Cárcel de Temuco habita el “módulo 1, dormitorio 5, de comuneros, que comparte con otros 4 internos de la etnia mapuche, provenientes todos de Angol; la celda tiene una superficie de 6 por 6 metros, con baño privado”.
Finalmente Gendarmería expresó que Celestino Córdova no cumple con los requisitos para ser trasladado hasta el centro de Vilcún, debido a que no ha cumplido dos tercios del tiempo mínimo para acceder a ese beneficio y que el centro es para trabajar, “motivaciones que jamás fueron mencionadas o pretenden ser llevadas a cabo por el protegido”.