La Anafus asegura que ha provocado un “clima de amedrentamiento, angustia y temor que no habíamos visto con ninguna de las administraciones anteriores”.

La Asociación Nacional de Funcionarios (Anafus) de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca) emitió un comunicado en donde sostiene que en la institución existe un “clima laboral insostenible” desde la llegada del nuevo subsecretario, Eduardo Riquelme, y afirman haberse enterado por la prensa sobre el ingreso del proyecto de “ley corta” que modifica la normativa que regula al sector.

“Es necesario informar a las autoridades y en especial a la ciudadanía, que la modificación a ley de pesca, denominada ‘ley corta’ e ingresada al Congreso Nacional el pasado viernes (4 de mayo), fue trabajada a puertas cerradas en el Ministerio de Economía, Fomento y Turismo por el subsecretario de Pesca y Acuicultura, Eduardo Riquelme Portilla, sin considerar en el trabajo técnico, profesional y legislativo a los funcionarios de esta institución. Por tal motivo, no nos podemos hacer responsables del impacto que puedan causar dichas modificaciones en el sector pesquero”, comienza diciendo la misiva de la Anafus firmada por las dirigentas Tatiana Riquelme, Carol Ibaceta y el dirigente Roland Hager.

Más adelante, subraya que es “importante destacar” que, a casi dos meses de haber asumido su como cargo como subsecretario, “el señor Riquelme aún no presenta los lineamientos y directrices generales, ante sus funcionarios, con los que pretende conducir esta Subsecretaría, por lo que en este momento nos encontramos trabajando sin una conducción clara, lo que nos parece impresentable”.

A raíz de lo anterior, de acuerdo con la Anafus, el subsecretario Riquelme ha provocado un “clima de amedrentamiento, angustia y temor que no habíamos visto con ninguna de las administraciones anteriores, el que se ha traducido, principalmente, en despidos de funcionarios que llevan incluso años en la institución, sin siquiera demostrar un ápice de sensibilidad”.

En esa línea, la agrupación laboral dice ver con preocupación la desconfianza que la autoridad tiene respecto de sus funcionarios, y mediante el comunicado público buscan que el timonel de la Subpesca “entienda que estamos mandatados a regular y administrar la actividad pesquera y de acuicultura en base al bien común, la probidad y la transparencia”.

“Por tanto, exigimos al señor subsecretario que tanto esta como las futuras modificaciones legales sean trabajadas considerando las capacidades técnicas y profesionales con que cuenta la institución, y la instalación de una mesa de trabajo con esta asociación para resolver la situación de inestabilidad laboral que afecta a quienes trabajamos a nivel nacional y regional en esta Subsecretaría y en el Fondo de Administración Pesquero (FAP), próximo Instituto Nacional de Desarrollo Sustentabilidad de la Pesca Artesanal y de la Acuicultura de Pequeña Escala (Indespa)”, concluyen en la Anafus.

Subscribe to my first newsletter
Subscribe