clase mediaLa derecha ha intentado frenar la discusión mostrando a los chilenos “el horror” que significa el cambio. Casas más caras y aumento del costo de la vida son los ejemplos más recurrentes para distorsionar la realidad.
Una cosa ha dejado clara la discusión por la reforma tributaria, y es que un viejo mecanismo sigue vigente: las campañas de desinformación venden y en los sectores de oposición siguen dando dividendos positivos para confundir a la ciudadanía
La campaña de desinformación se basa en el viejo concepto, que incluso Piñera utilizó: “miente, miente, que algo queda”. Aumento del valor de las viviendas, pérdidas en los fondos de pensiones y mayores costos en la vida de las familias de clase media son los ejemplos más fuertes del intento de confundir a la población.
Es por la misma razón que La Moneda tomó la decisión de salir a terreno para explicar la reforma frente los empresarios, vecinos, charlas, todo en donde hubiera cabida. Incluso, realizó un video informativo con el  que se busca  desmitificar la reforma, el que fue ampliamente cuestionado por la derecha.
“Los contenidos de la Reforma Tributaria son complejos, porque el tema tributario es complejo, simplificar el mensaje a mí me parece que es muy conducente al objetivo que la gente tenga una posición respecto de esto, nosotros hemos tenido una campaña sistemática, demoledora de demonizar el proyecto de Reforma Tributaria por parte de la derecha”, dijo sobre ese punto el presidente del PS, diputado Osvaldo Andrade.
Los jóvenes tienen la alternativa
Para el experto electoral, René Jofré, la técnica que se usa en este debate no es nueva, y consiste en la mezcla de argumentos, que apuntan a la confusión y a la generación de miedo en la sociedad.
“Uno puede hablar de una campaña de desinformación porque se mezclan argumentos del tipo técnico con otros que tienen que ver con el miedo, como que aquí va a haber problemas, en la economía, en el empleo… Nadie tiene una bolita de cristal para decir eso, entonces es como una mezcla de factores técnicos con otros que buscan producir miedo en algunos sectores”, afirmó.
Sin embargo, Jofré también explica que al ser una técnica antigua, está dirigida a un público mayor, el que lee la prensa escrita, medio en el que se distribuyen, principalmente estos mensajes, pero en los tiempos modernos, la iniciativa ofensiva tiene un aliado: Internet.
“Afortunadamente, la población joven, tiene más alternativas, internet y medios digitales para contrastar lo que están diciendo (…) Por otra parte, mucha de la población no alcanza a verificar los efectos directos de la reforma tributaria, por eso es interesante el esfuerzo que hace el ministro (de Hacienda Alberto) Arenas para desplazarse por distintos lugares para explicar la reforma”, detalló.
“La gente sabe quiénes son los actores que representan”
Coincide con la anterior apreciación el senador PPD, Felipe Harboe Sin embargo, profundiza que desde el sector del que proviene la campaña de desinformación existen presiones de grupos empresariales para intentar frenar la reforma.
“Están un poco desesperados, porque ante la falta de argumentos, lo que queda es desacreditar la reforma. Aquí me imagino que la UDI debe estar muy presionada por los empresarios que representa. Está bien que presenten sus diferencias , pero a nosotros nos eligieron una gran mayoría de ciudadanos”, dijo el parlamentario.
Harboe también explica que esta es una vieja costumbre del sector, pero que el oficialismo, al ser elegida por una gran parte de los votantes, apelará a defender los intereses de los ciudadanos que, según él, quieren que se produzcan los cambios.
“Si la UDI quiere quedarse aislada por campañas agresivas, problema de ellos (…) Creo que cuando hay falta de argumentos, recurren a la descalificación, a la agresividad y no hay mucho más que decir. La gente sabe quiénes son los actores que representan”, concluyó.
“Ha sido parte de la tónica de la derecha”
Quien no se muestra sorprendido por la postura de la oposición, es el diputado demócrata cristiano Fuad Chahín, para quien esta siempre ha sido la tónica de la derecha ante reformas que pudieran perjudicar sus intereses.
“No me cabe duda que lo que la derecha pretende es exacerbar algunos aspectos que pueden generarse por la reforma”, dijo, agregando que es por la misma razón que existe una campaña didáctica del gobierno para acercar el proyecto de ley a los ciudadanos.
“A mí no me sorprende, porque ha sido parte de la tónica de la derecha de tratar de mostrar cosas de manera destina a la  realidad. Es parte de lo que hicieron con el mismo hospital de Puente Alto, la cifras que ellos daban de la reconstrucción, el término falso de las listas auge y tantas otras” son para él,  ejemplos de las manipulaciones del sector.
Por Nicolás Borcoski…equipo cambio21.cl