confusam maturanaEl presidente de la Confusam, Esteban Maturana, acusó un corte “abrupto y sorpresivo” de las negociaciones con el Minsal.
Acusando el fracaso de la mesa negociadora entre el Ministerio de Salud y los trabajadores, la Confederación Nacional de Funcionarios de Salud Municipalizada (Confusam) confirmó que volverá a paralizar ante la “nula disposición de la autoridad” para dialogar sobre puntos como la estabilidad laboral y más recursos para el sector.
El presidente de la Confusam, Esteban Maturana, acusó un corte “abrupto y sorpresivo” de las negociaciones como causa de que el gremio retome las movilizaciones en los consultorios y centros de salud municipalizados el martes 14, miércoles 15 y jueves 16 de octubre.
Esta paralización se suma a la ya desarrollada a finales de septiembre.
“Lamentablemente el Ministerio de Salud cambió las reglas del juego. La ministra había comprometido su mejor esfuerzo para evitar una nueva movilización”, dijo Maturana.
“Nosotros no queremos un nuevo paro, pero abruptamente el Ministerio decidió suspender las negociaciones, por lo que asumimos que se optó por la línea de la confrontación en vez de la línea de los acuerdos”, sentenció el líder de la Confusam, para quien esta situación recuerda lo vivido el 2011, cuando el entonces ministro Jaime Mañalich tomó una postura similar “con los resultados ya conocidos”.
Ministra: El paro iba igual
Ante el anuncio, en una actividad en la Región de Los Ríos, la ministra Helia Molina afirmó que si bien entiende las demandas de la Confusam e incluso concuerda con varias de ellas, las soluciones requieren más tiempo.
“Desgraciadamente, pese a todas las propuestas de solución, yo creo que la decisión de hacer el paro estaba igual. Me extraña y me causa bastante desazón y molestia que vayan a paro justamente cuando están negociando con un Gobierno que tiene las puertas abiertas para las soluciones”, declaró.
“Yo me siento tranquila, porque he ofrecido al doctor Maturana y a todo su equipo muchas soluciones en tiempos bastante reales, porque las demandas de los trabajadores deben ser escuchadas y las deudas deben ser pagadas”, señaló la secretaria de Estado.
Fuente: Cooperativa.cl