bandera DC
“Acá no ha habido un solo voto disidente: nuestros votos están disponibles” en el Congreso para aprobar ambas iniciativas, enfatizó el presidente de la colectividad, Ignacio Walker.
En una sesión de cinco horas el Consejo Nacional de la Democracia Cristiana aprobó por unanimidad la sustitución del sistema binominal por uno de representación proporcional moderado o corregido.
Por la misma unanimidad aprobó proponer la eliminación de los subpactos para que los partidos compitan en igualdad de condiciones dentro de un conglomerado electoral.
La DC señaló además que abogará por una representación parlamentaria de los pueblos originarios, lo que se está estudiando en el Gobierno en un proyecto separado del binominal.
Asimismo, la unanimidad del Consejo Nacional falangista dio su aprobación al proyecto de reforma tributaria en lo que se refiere a una recaudación en régimen (2018) de US$ 8.200 millones equivalente al 3% del PIB, y a que la carga tributaria recaiga principalmente en los sectores de mayores ingresos y grandes empresas.
Junto con ello, mandató a los diputados y senadores de la DC a procurar que esa alza de impuestos no afecte a la clase media y a las pymes, a los contribuyentes frente a eventuales poderes discrecionales del SII que pudieran afectar el debido proceso y que no afecten tampoco al dinamismo económico, especialmente en lo que se refiere a los incentivos en materia de ahorro e inversión.
Finalmente el Consejo Nacional, también por la unanimidad de sus miembros fijó como fecha para la próxima Junta Nacional del partido el 26 de julio.
Compromiso en el Congreso
Al respecto, el presidente de la colectividad, Ignacio Walker, aseguró que los votos de su partido están “comprometidos” en el Congreso para el apoyo a ambas iniciativas.
“Acá no ha habido un solo voto disidente. Nuestros votos están disponibles en el Senado y la Cámara de Diputados para apoyar la reforma tributaria”, precisó, en declaraciones al canal 24 Horas.
En este plano, enfatizó que los parlamentarios democratacristianos recibieron el mandato de velar porque la iniciativa “no afecte a las pymes”, y que los contribuyentes no se vean afectados desde el punto de vista de las “facultades discrecionales” asignadas al Servicio de Impuestos Internos (SII).
Agregó que los representantes DC en el Congreso estarán atentos a que el financiamiento de la reforma recaiga “en los sectores de mayores recursos y las grandes empresas”.
Del mismo modo, se mantendrá atención en cuanto a que la iniciativa no afecte “al dinamismo económico desde el punto de vista de los incentivos para el desarrollo y la inversión”.