Por los delitos de incendio y porte ilegal de armas, fue condenado de manera categórica, el comunero y lider de la Resistencia Ancestral Mapuche, Facundo Jones, acusado de participar en el incendio del Fundo Pisu Pisué y cuyo juicio se extendió por 10 días.

Pruebas como una bota encontrada en el lugar donde residía Jones, cuya huella concuerda con una recolectada en el sitio del suceso, así como prendas y especies que mantenía en su poder y que fueron identificadas por las víctimas, fueron algunas de las instancias mencionadas en el juicio, así como la identificación genética del acusado, las que posteriormente confirmaron la participación del comunero en el hecho.

“Nosotros pedimos en la acusación una pena de 12 años por el delito de incendio, cuestión que va a sufrir una modificación necesariamente por cuanto el tribunal hizo una recalificación de ilícito, pero es una pena muy similar. Y por la ley de control de armas, esto es por la arma de fabricación artesanal, la pena que solicitamos es de 3 años y un día”, afirmó a El Austral, el Fiscal de Río Bueno, Sergio Fuentes.

Por su parte, la defensa del comunero indicó al mismo medio que presentarán un recurso de nulidad y que  “tal vez la solución no está en Chile, sino en las cortes internacionales”. Agregó que “este veredicto no ayuda a la convivencia entre el pueblo mapuche y chileno, por lo que ahonda la opresión”, aseguró Pablo Ortega, abogado de Facundo Jones Huala.

Tras la confirmación de la condena, simpatizantes de Jones se manifestaron violentamente en el tribunal, provocando destrozos y agrediendo a personal de Gendarmería. El hecho dejó un detenido y el anuncio por parte de la institución de una querella en contra de los manifestantes.