observación aéreaDesde el martes CONAF puso en marcha el calendario de quemas agrícolas para este año, proceso que marca  el final del periodo de cosecha y el inicio de la etapa  siembra, luego de analizar las condiciones climáticas de los últimos días, donde se registran temperaturas más bajas que en semanas anteriores, mayor humedad ambiental y un pronóstico favorable para los próximos días, entre otros factores.
De esta manera, son muchos los agricultores que ya se han acercado a las oficinas del Departamento del Fuego para planificar sus quemas de desechos y así, cumplir con el reglamento vigente, tomando todas las precauciones para evitar provocar un incendio forestal.
En la Araucanía, sólo entre febrero y marzo se queman cerca de 140.000 hectáreas, por lo que CONAF y Carabineros fiscalizan diariamente  que las quemas  se realicen bajo la normativa a través de inspecciones y sobrevuelos.
La fiscalización es importante si tomamos en cuenta que esta temporada más de 14.000 hectáreas de la región han sido destruidas por la acción del fuego y que  aproximadamente el 6% de las quemas, terminan en un incendio mayor.
Alfredo Mascareño, Jefe del Departamento de Manejo del Fuego de CONAF señaló al respecto que “estamos enfrentando una situación de post cosecha de cultivos agrícolas en general, por lo que el llamado es a la comunidad, sobre todo al sector rural para tomar todas las medidas necesarias y cumplir con los procedimientos establecidos al momento de realizar una quema, ya que estas no sólo contaminan el ambiente, sino que pueden transformarse rápidamente en  un incendio forestal. Es por ello que en conjunto con Carabineros fiscalizamos diariamente diversos sectores en la Araucanía”.
Así, la nueva normativa que regula el uso del fuego establece penas duras que no sólo se traducen en multas, sino que agrega penas de presidio que varían desde los  61 días de cárcel  hasta los 20 años, dependiendo si se origina un incendio que afecte, bosques, áreas protegidas o dañe a terceros.