Terreno ocupado está compuesto por cerca de 20 mil hectáreas de las comunas de Tirúa y Cañete.

Once comunidades mapuche de la zona sur de la Provincia de Arauco, Región del Biobío, declararon la “toma definitiva” del lago Lleulleu, ubicado entre las comunas de Tirúa, Cañete y Contulmo.

De acuerdo con una carta enviada por las comunidades ribereñas del lago, el terreno ocupado es de cerca de 20 mil hectáreas que tienen como deslindes naturales el fundo Becker por el norte, el río Paillaco por el sur, la ribera del lago Lleulleu por el oeste y Charrocura por el este.

El documento dado a conocer por la organización expresa que “hoy hemos logrado autoconvocarnos de manera transversal. Somos más de 500 hermanos que hemos hecho ocupación del fundo Choke para iniciar el proceso de repoblamiento de toda la ribera de nuestro lago Lleulleu, sacando a las fuerzas represivas del Estado en conjunto con cualquier atisbo de dominio empresarial-forestal”.

“El objetivo de esta recuperación es proteger nuestro lago Lleulleu en todos sus ámbitos: espiritual, cultural, medioambiental y poder decidir autónomamente cual es el modelo de desarrollo que queremos en pos del bienestar de nuestra gente”, añade la declaración.

Finalmente la carta advierte que “no permitiremos la intromisión de ningún aparato del Estado chileno ni de ningún organismo que lo represente. Asumiremos nuestro destino a lo mapuche, tal cual nos enseñaron nuestros ancestros”.

“No queda más que apoyar”

Un 50% del cuerpo de agua está en la comuna de Tirúa, y el alcalde Adolfo Millabur apoya esta resolución por parte de las comunidades autónomas del territorio.

“Lo que pasa es que el Lago Lleu Lleu y la comuna de Tirúa hace rato ya está en una etapa decidida de recuperar lo que es suyo y son las tierras que le quitaron a las comunidades mapuche”, afirmó.

Añadió que “esto se lo he venido planteando principalmente a la familia Matte que la única manera que se resuelva el conflicto es que ellos entreguen las tierras que le pertenecen a las comunidades mapuche, y en ese sentido yo lo veo de manera natural que las comunidades tomen esa decisión y uno no tiene nada más (que hacer) que apoyar”