La Comisión de Libertad Condicional de la jurisdicción Temuco comenzó la revisión –el 22 y 23 de octubre- un total de 131 solicitudes presentadas por internos de las unidades penales de Traiguén, Nueva Imperial, Lautaro, Victoria, Angol, Vilcún, Pitrufquén, Curacautín, Villarrica, Collipulli y Temuco, que postularon a este derecho.

La comisión -que cumple funciones como órgano autónomo administrativo y se reúne en abril y octubre de cada año- es presidida por el ministro Aner Padilla e integrada por los magistrados Francisco Boero, del Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Angol; Julio Sandoval, del Juzgado de Garantía de Villarrica; Luis Olivares, del Juzgado de Garantía de Temuco y por la secretaria (s) de la Corte de Apelaciones, Sonia Pastor, quien actúa como ministra de fe.

Durante dos días, la instancia resolverá las solicitudes de otorgamiento de libertad condicional a los postulantes que cumplan con los requisitos que la ley establece, como por ejemplo: el tiempo de cumplimiento de la condena que se le impuso, en algunos casos, atendido el delito cometido, la mitad de su condena y otros los dos tercios de ella; el haber mantenido una conducta intachable en el establecimiento penal de acuerdo con los informes de Gendarmería; haber aprendido un oficio, si hay talleres en el recinto en el que se cumple condena, y haber asistido con regularidad a las escuelas y conferencias educativas del penal, estimándoseles en condiciones de ser reinsertados, por encontrarse corregidos y rehabilitados para la vida social.

Los requisitos para postular a este derecho se encuentran establecidos en el Decreto Ley N° 321 de 1925 y la tarea de la Comisión de Libertad Condicional es aplicar la norma legal, en base a los informes de conducta entregados por cada unidad penal.