Este  jueves y  a   ocho años desde el anuncio que hizo aquí,  la ex Ministra de Salud María Soledad Barría, de que Collipulli tendría nuevo hospital, se desarrolló   la colocación de la primera piedra, de lo que será el nuevo centro asistencial de salud comunal, en cuya construcción  se utilizará una inversión por sobre los 20  mil millones de pesos.

La actividad, en la que estuvieron presentes autoridades regionales encabezadas por el intendente Jorge Atton Palma, el gobernador Víctor Manoli, la Seremi de Salud, Katya Guzmán, el alcalde Manuel Macaya, algunos Seremis, consejeros regionales, concejales, representantes de instituciones y vecinos,   sirvió para conocer los avances de las obras que comenzaron, al menos con el cierre del terreno en donde se levantará este nuevo centro asistencial de la ciudad entre, faenas que corresponden a la instalación de la empresa, y excavaciones para construir los cimientos del hospital definitivo de Collipulli, el cual se emplazará junto al acceso  norte de Collipulli, por calle Manuel Rodríguez.-

Fue una ceremonia significativa en donde se ratificó que la “cuenta regresiva” de los plazos de ejecución de la obra ya se encuentra en marcha, los que corresponden a aproximadamente tres años, “lo que permitirá en Collipulli entregar una mejor salud para resolver problemas en este sentido y se hará con una mirada  científica de la modernidad, pero también incluyendo la salud ancestral de nuestro pueblo originario”, se dijo.-

INVERSIÓN Y PLAZOS

El hospital de Collipulli,  contará con una inversión de 20  mil millones de pesos en obras físicas, a lo que se sumarán otros tantos millones  en equipamiento, inversión  que  permite construir un establecimiento que tendrá una superficie de casi  nueve mil metros cuadrados, con dos niveles.-

Este recinto forma parte de una nueva generación de hospitales, con lo que se está cambiando el rostro de la salud pública en el país, con nuevos estándares, que incluyen eficiencia energética, equipamiento con tecnología de última generación, espacios amigables para humanizar el trato,  salas de acogida,  en construcciones antisísmicas, con pertinencia intercultural, entre otras características.