El petitorio tiene como contexto la actual crisis social, productiva, económica, sanitaria, ambiental y moral, consecuencia de más de tres décadas de imposición en el archipiélago de Chiloé de un modelo extractivista, productivista, exportador, que ha saqueado y destruido nuestro territorio y maritorio”, se lee en el comunicado difundido por las organizaciones sociales.

Ante la actual crisis de marea roja que enfrenta el sur de la isla de Chiloé, organizaciones sociales, culturales, ambientales, indígenas y laborales de la zona emitieron este miércoles un petitorio en el que exigen a las autoridades 14 puntos que las comunidades consideran fundamentales:

Implementar un Programa de recuperación de la calidad ambiental en las regiones de Los Lagos, Aysén y Magallanes tanto de la columna de agua, como de los fondos y comunidades marinos de las áreas costeras, estuarios, fiordos, canales, bahías y lagos que se encuentren en condiciones anaeróbicas o hipotecas (bajo oxígeno disuelto) /eutrofizadas o/y contaminadas por monocultivos acuícolas industriales (salmónidos y mitílidos). Tal reparación, mitigación y remediación debe ser una exigencia legal y ser sustentada por la misma industria acuícola

Implementar nuevas políticas, planes y programas de fortalecimiento y reactivación de las actividades productivas y laborales -tanto tradicionales como de pequeña escala-, con especial énfasis en las actividades de repoblamiento, creación de policultivos de especies acuáticas nativas; recuperación de bancos naturales y la protección de los caladeros tradicionales de pesca, actualmente colapsados, sobreexplotados, contaminados y privatizados. Promover paralelamente el turismo de base comunitaria (agroturismo, turismo náutico y ecoturismo)

Generar, participativa e informadamente, un plan de ordenamiento territorial y una zonificación de los usos y/o actividades extractivas de pequeña escala, de cultivo, turismo y conservación de ecosistemas, biodiversidad y recursos regionales, y otros usos tradicionales tanto en el mar interior de Chiloé, como en el Océano Pacífico.

Fortalecer las actividades de recolección de orilla, conservación y repoblamiento de praderas de algas, pesquerías de pequeña escala que utilicen artes de pesca selectivas, y buceo de apnea, destinadas inicialmente a satisfacer las necesidades primordiales de las sociedades regionales y comunidades locales (trabajo, alimentación, educación, identidad cultural, seguridad social, entre otras).

Gestionar hasta lograr la total anulación de la ley de pesca y acuicultura (ley 20.657 o ley “longueira”).

Declarar como pesquerías 100% artesanales a la: merluza común, merluza austral, congrio dorado, jibia, reineta, en el mar interior de Chiloé, en la perspectiva de la conservación de estos recursos que actualmente están sobreexplotados y colapsados y, con un propósito de lograr la soberanía alimentaria nacional.

Llevar a cabo por parte del Estado de Chile las acciones estudios y gestiones siguientes:

  1. a) Estudio sobre la situación y características del uso indiscriminado de antibióticos por parte de la empresa salmonera, -que supera todo estándar internacional-, y sus implicancias e impactos en el medio marino, en la vida silvestre y en la salud humana,
  2. b) Programa de vigilancia epidemiológica por parte del Ministerio de Salud sobre los efectos del empleo masivo de antibióticos, tanto en la población regional, como en el ambiente acuático y terrestre.

Reabrir el Registro Pesquero Artesanal (rpa), revisando y actualizando el estado de las inscripciones vigentes.

Establecer una moratoria indefinida a nuevas concesiones acuícolas en la región de Los Lagos y al incremento de la biomasa de salmones y truchas en los centros de cultivo industriales ya concesionados.

Un estudio independiente, avalado internacionalmente, sobre los múltiples impactos ambientales, sanitarios (uso irracional de químicos /antibióticos), productivos, sociales, culturales y sobre la soberanía alimentaria nacional y regional.

Publicar y difundir los resultados del programa de monitoreo de Wellboats y sus efectos en la diseminación de especies y toxinas marinas, desde zonas australes hacia el norte ya que éstos se consideran como uno de las principales fuentes de diseminación de micro algas nocivas, así como de patógenos entre regiones y centros salmoneros. Ellos habrían tenido un papel crítico en la crisis de marea roja en Quellón hace más de una década de años, siendo muy débil aun el programa de control y monitoreo de Sernapesca.

Crear e implementar con carácter de urgencia un centro de investigación científica del ambiente, la oceanografia y la cultura del mar interior de Chiloe, dotado de infraestructura física (laboratorios, biblioteca), equipamiento (oceanográfico, análisis de muestras, etc), personal (profesional. académico, técnico, de servicios) y buque oceanográfico adecuado para la investigación oceanográfica (química, física, biológica, geológica, atmosférica) en el mar interior de Chiloé, con infraestructura de soporte como buques oceanográficos adecuados a nuestro litoral.

Subscribe to my first newsletter
Subscribe