Con una ceremonia realizada en la Escuela Militar y encabezada por la Presidenta de la República Michelle Bachelet J. y ante las máximas autoridades del país, el Comandante en Jefe de la Institución, General de Ejército Humberto Oviedo Arriagada hizo entrega del mando en jefe al General de Ejército Ricardo Martínez Menanteau, para el periodo 2018-2022.

Tras la lectura del decreto de nombramiento por parte de la Subsecretaria para las Fuerzas Armadas, Paulina Vodanovic R., la Presidenta de la República impuso la condecoración “Collar de la Gran Cruz” al General de Ejército Ricardo Martínez Menanteau.

Simultáneamente, se efectuó el cambio de Gallardete de Mando, los honores de cañón con salvas de reglamento y se le entregó el Sable del primer Comandante en Jefe del Ejército, por parte de la Presidenta de la República, símbolo de autoridad y mando de sus sucesores, momento en que asume el mando del Ejército.

En la ocasión, el general Martínez agradeció la confianza recibida al haber sido designado en esta responsabilidad por la Presidenta Michelle Bachelet como también la presencia del Presidente electo, Sebastián Piñera. En esta línea dijo “a las autoridades nacionales, mis conciudadanos, y por cierto todos mis camaradas de armas, pueden tener la más absoluta certeza que entregaré todas mis capacidades y competencias para el fiel cumplimiento de esta responsabilidad, para que –en estrecha comunión- perseveremos y mantengamos en alto su historia más que bicentenaria, consecuentes con la permanente vocación de estar al servicio de Chile”, afirmó.

Junto con ello, recalcó que “al momento mismo de haber asumido el mando, contraigo el deber de responder ante la autoridad nacional, los poderes del Estado y la sociedad toda, de la conducción superior del Ejército”, expresó, en alusión a la operatividad, disponibilidad de medios y correcto y eficiente uso de los recursos que el Estado de Chile pone a disposición de la Institución”.

Asimismo, recordó que el Ejército no ha estado ajeno a situaciones que han lesionado la confianza de sus camaradas, de la sociedad y las autoridades, “causando un grave daño a la Institución”, aseveró, reiterando su compromiso, de que “continuaremos trabajando en diversos ámbitos de la gestión institucional con las nuevas autoridades de la Defensa, de forma de asegurar y dar cuenta oportuna del correcto uso de los recurso entregados”.

Finalmente, llamó a tener confianza en este mando y “a continuar trabajando cohesionados, enfrentando los desafíos que las circunstancias y el destino nos deparen”, indicó.

Acto seguido, el general Martínez entregó al general Oviedo el gallardete de mando que lo acompañó en esta trayectoria profesional y réplica del Sable del General José Miguel Carrera.

Luego, el general Oviedo se dirigió a los presentes, agradeciendo la oportunidad de haber comandado la Institución, “la confianza que me otorgaron las autoridades del país, mis colaboradores y mis subalternos, generando así las condiciones para que pudiese liderar esta gloriosa institución”, sostuvo.

De igual forma, destacó el trabajo realizado con las autoridades del sector defensa, oficiales generales que conformaron el Alto Mando, “mi gratitud a todas las mujeres y hombres que integran el Ejército”, indicó, al tiempo que recordó una de sus primeras frases ante la prensa al ser designado Comandante en Jefe del Ejército, “el principal desafío para un nuevo Comandante en Jefe es ratificarse en la confianza de las personas a quienes debo comandar, tratando de estar en la mente y corazones de cada uno de ellos”, aseveró.

El acto contó con la asistencia de las más altas autoridades del país, entre nacionales y extranjeras, como el Jefe del Estado Mayor General del Ejército Argentino, General de Brigada Claudio Ernesto Pasqualini; Jefe del Departamento de Ciencia y Tecnología General del Ejército de Brasil, General de Ejército Juárez Aparecido de Paula; Comandante General de la Fuerza Terrestre de Ecuador, General de División Edison Mauricio Narváez Rosero; Comandante General del Ejército Sur de Estado Unidos; Mayor General Mark Stammer; Comandante del Departamento Militar de Texas, Mayor General John F. Nichols; segundo Comandante de la 36 División de Infantería de los Estados Unidos de América, Brigadier General Patrick M. Hamilton; Mister Ambassador and Senior Global Fellow Joseph Institute of Management and International Studies, Joseph W. Westphal; Jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra de España, General Francisco Javier Varela Salas; Comandante en Jefe del Ejército de Perú, General de Ejército Luis Astudillo Salcedo y el Comandante en Jefe del Ejército de Uruguay, General de Ejército Guido Manini Ríos.

Subscribe to my first newsletter
Subscribe