Previamente, la Comisión de Hacienda había rechazado el reajuste propuesto.

La Sala de la Cámara de Diputados aprobó un reajuste salarial de 3,5 por ciento para los funcionarios públicos, que ahora pasará al Senado para su ratificación.

Los diputados se pronunciaron en una sesión extraordinaria que estuvo marcada por el debate sobre los despidos masivos entre los empleados fiscales, quienes llamaron a la oposición a que desconociera el acuerdo alcanzado con el Ejecutivo.

Rechazan reajuste para altos cargos públicos

Además, la sala de la Cámara de Diputados rechazó el reajuste del sueldo de las altas autoridades -ministros, parlamentarios, Corte Suprema, Contralor e incluso el del Presidente de la República-.

Esto luego que se ingresara una indicación que congelaba el reajuste para los altos cargos y que fue aprobada por 72 votos a favor.

Según explicó en su exposición el diputado de la bancada independiente Pepe Auth, “mientras en marzo de 2019, el salario mínimo va a llegar a 301 mil pesos, nuestros salarios aumentarán más de 315 mil, si votáramos el proyecto tal como está”.

“Para que no se siga ampliando la distancia entre los salarios de la mayoría de los chilenos y los salarios de sus autoridades, hemos propuesto volver a congelar -como lo hicimos en 2015 y 2016- los salarios de la categoría que incluye a todas las altas autoridades públicas”, detalló.

Además, justificó la opción en que “en los últimos veinte años, a punta de reajustes parejos, la distancia entre los ingresos de chilenos de a pie y sus autoridades ha aumentado hasta llegar a niveles inaceptables”.