Una investigación interna inició Bomberos en la región del Bío Bío, luego de que se descubriera que cuatro carros 0 kilómetros (avaluados en más de 170 millones de pesos cada uno) -comprados para el Cuerpo de Concepción– están paralizados y guardados en los cuarteles por dos meses. La situación deja una serie de dudas en torno a los procesos de compra de la entidad, tras adquirir 100 máquinas para todo el país en julio de 2017.

Los nuevos cuestionamientos surgen tras un accidente de tránsito en Pelequén, protagonizado por el carro bomba que sería asignado a la Cuarta Compañía penquista. El hecho se produjo mientras la máquina institucional era llevada desde Santiago hacia Concepción, ocasión en la que colisionó contra un camión.

Ese episodio no sólo obligó una indagación para determinar las causas de la emergencia, sino que también -de acuerdo a fuentes al interior de Bomberos- tras este hecho quedó al descubierto que los carros adquiridos no contarían con las especificaciones técnicas contempladas en la compra a Iveco Magirus, mediante su representante ETS Normandie.

En efecto, según se indicó, el accidente reveló una posible falla en los frenos, la que también afectaría a otros dos de los tres carros destinados a la Primera, Sexta y Novena compañías de Concepción

Subscribe to my first newsletter
Subscribe