Los pobladores acusaron una mala gestión del político.

El hombre, en tanto, dijo que era tercera vez que lo condenaban así.

Javier Delgado, alcalde del municipio de San Buenaventura, en La Paz, Bolivia, fue castigado por vecinos, quienes lo sometieron durante una hora con su pierna atrapada a una trampa para animales.

Los pobladores que lo apresaron acusaron que el político, cercano al MAS (partido de Evo Morales), desempeña una mala gestión y ha mentido en su cargo.

Pero lo más insólito es que no es la primera vez que Delgado es castigado de esta forma, pues en 2015 y 2016 también lo reprocharon públicamente ciudadanos del poblado de Tumupasa.

Más que un castigo físico, es moral, me quieren denigrar“, dijo el alcalde a El Deber.

Asimismo, negó las acusaciones en su contra y dijo que quienes lo critican lo quieren ver “como un niño que ha sido castigado por algo que ha hecho mal. Hay gente que no sabe lo que hace, debido a la desinformación”.

Según el diario El Día un grupo de habitantes de San Buenaventura pretende realizar un referendo para revocar del poder a Delgado.

www.cooperativa.cl

Subscribe to my first newsletter
Subscribe