Durante este viernes, el DC10 Ten Tanker realizó su primera descarga, tomando como objetivo los incendios forestales que afectan a Galvarino, en la Región de La Araucanía, específicamente en el cerro Huilcaleo.

De acuerdo a la programación establecida por Conaf, el avión se trasladará al aeropuerto de Concepción, Carriel Sur, donde realizará su reabastecimiento de agua y continuar sus operaciones.

Al respecto, el director ejecutivo José Manuel Rebolledo sostuvo que “las operaciones de este avión responden a la planificación que se realiza desde la Central Nacional de Coordinación para el combate de los incendios forestales en el país, donde además de las complejidades que presentan en sí mismo los incendios forestales, se tiene que evaluar la visibilidad y topografía de la zona, buscando que los lanzamientos sean lo más efectivo posible para el control de los siniestros, el que se concreta en tierra con los brigadistas”.

Vale decir que el avión cuenta con capacidad para 36 mil litros, con un peso máximo de 259.500 kilos, con una velocidad crucero de 900 km/hora y una autonomía de vuelo full carga de tres horas.