Tras meses sin stock, la primera semana de enero se comenzarán a distribuir las dosis en vacunatorios del país.

Tras el quiebre de stock internacional que produjo la alta demanda de esta vacuna por el aumento de casos en Brasil, escasez que también afectó por unos meses a Chile, las autoridades de salud confirmaron que la vacuna contra la fiebre amarilla ya está en nuestro país.

Se trata de 48 mil dosis, que según ratificó la subsecretaria de Salud Pública del Ministerio de Salud, Paula Daza, se comenzarán a distribuir por el Laboratorio Sanofi Pasteur a los vacunatorios desde la primera semana de enero, luego que sean certificadas por el Instituto de Salud Pública (ISP).

“Hemos estado en contacto con el laboratorio que trae esta vacuna a Chile y nos informaron que ya están acá, algunas ya han sido liberadas por el Instituto de Salud Pública y comenzarán a ser distribuidas a partir de la primera semana de enero, para estar disponibles la primera quincena del mismo mes ”, precisó Daza.

Solicitudes de hora

Con esto se acaba la espera para todos aquellos viajeros y turistas que tienen planificado sus destinos a lugares como Brasil o zonas de África, donde existen la enfermedad y el mosquito que la transmite, el Aedes Aegypti, y que han agendado horas en las distintos vacunatorios del país.

Uno de ellos es el de Clínica Las Condes, donde existen 2.200 solicitudes de hora para adquirir la inoculación, según los registros del recinto. Si bien en Clínica Alemana también tiene vacunatorio internacional, la agenda para coordinar esas inoculaciones se hará una vez que lleguen las dosis, según indicaron desde el recinto.

Cabe señalar que la fiebre amarilla no es una enfermedad presente en Chile y, por lo mismo, la recomendación de las autoridades es para quienes viajen a lugares donde sí está patología, para que eviten adquirirla, ya que en casos extremos puede provocar la muerte. Las recomendaciones son a vacunarse unos 10 días antes del viaje, mientras que aquellos que ya lo hicieron este o en años anteriores, ya están protegidos y no requieren de nuevas dosis.

Si bien la alta demanda de la vacuna en el mundo continúa, la subsecretaria Daza considera que con las 48 mil dosis que están en el país se debiera cubrir la demanda interna que se generará durante el periodo estival. Además, indicó que desde la Organización Mundial de la Salud se garantizó que Chile contará con dosis en los próximos meses, de ser necesario.