La medida no es aceptada  por los hortaliceros, que amenazan con movilizaciones.

La Municipalidad de Temuco  decidió reubicar a  750 locatarios de la calle Aníbal Pinto, entre Miraflores y Balmaceda, y la medida ha generado polémica en la capital de la Región de La Araucanía.

Los comerciantes del sector, agrupados en la Asociación Mapuche Urbana, no comparten ser retirados del sector: aseguran que esto afectará su actividad, ya que se dedican a tiempo completo a la venta de hortalizas y otros productos elaborados por ellos en huertas locales.

El alcalde Miguel Becker señaló que se busca una reubicación temporal para efectuar trabajos de remodelación de la conocida Feria Pinto, lugar tradicional de la ciudad, por lo que quienes estén en el perímetro de esas calles, deben salir.

Tensa ha sido la relación del municipio con los vendedores, incluso en las últimas horas debió llegar al lugar un piquete de Fuerzas Especiales de Carabineros, ante la amenaza de una toma de las oficinas de administración municipal del sector.

Desde la Dirección de Desarrollo Comunitario Municipal informaron que se buscará llegar a un entendimiento con los hortaliceros para evitar mayores incidentes, buscando que se entienda que las obras viales deben comenzar a la brevedad en el sector.