La bancada DC hizo la presentación del proyecto junto al presidente del partido, Fuad Chahín. El timonel demócrata cristiano explicó que “lo que buscamos es que el uso de información privilegiada termine siendo gratis desde el punto de vista de las penas privativas de libertad y que las multas terminen siendo inferiores al beneficio que se obtiene por incumplir la ley. Estos son temas fundamentales de delitos de cuello y corbata que tenemos que ser capaces de mejorar la legislación”.

La Bancada de la Democracia Cristiana, junto al presidente del mismo partido, Fuad Chahín, presentaron este martes un proyecto de ley que eleva las sanciones que contempla el Código Penal para el delito de uso de información privilegiada, con el objeto de que estas figuras no queden en la impunidad o con una baja sanción.

En la presentación, Chahín explicó que “con toda la contingencia, lo que ocurrió con La Haya, entre otros, ha pasado a segundo plano un hecho que para nosotros es de extrema gravedad, y es el uso de información privilegiada.  Ello, pues no solo estamos preocupados por tener una actitud muy firme frente a la corrupción en el sector público, sino también aquellas prácticas que corrompen el funcionamiento de los mercados. Por eso, el Partido Demócrata Cristiano, con el apoyo de los ex Fiscales Carlos Gajardo y Pablo Norambuena- hemos preparado un proyecto de ley que van a patrocinar diputados de la Democracia Cristiana para subir las sanciones”.

En esta misma línea, el timonel de la DC dijo que “lo que buscamos es que el uso de información privilegiada termine siendo gratis desde el punto de vista de las penas privativas de libertad y que las multas terminen siendo inferiores al beneficio que se obtiene por incumplir la ley. Estos son temas fundamentales de delitos de cuello y corbata que tenemos que ser capaces de mejorar la legislación”.

Por su parte, el Presidente de la Bancada DC, Matías Walker, dijo que el proyecto es producto “del trabajo conjunto de coordinación entre la Mesa de la Democracia Cristiana y nuestra Bancada, para los efectos de actualizar nuestro Código Penal y castigar severamente los delitos de cuello y corbata. También quisiéramos agradecer a los ex fiscales Carlos Gajardo y Pablo Norambuena por su consejería técnica. Ellos han insistido mucho en este tema y efectivamente con este cuerpo habrá una pena desde los 3 años hasta los 5 años –estamos hablando de presidio menor en su grado máximo- y una multa de hasta el doble del beneficio obtenido utilizando información privilegiada, ya sea en beneficio de la persona que utiliza este información o de familiares o personas vinculadas.

Finalmente, el Parlamentario aclaró que “con ello queremos dar una señal muy clara en este tipo de delitos y que requieren una sanción ejemplar”.