La Segunda Sala acogió en parte los recursos de nulidad presentados por las defensas de José Tralcal Coche, Luis Tralcal Quidel y José Peralino Huinca, condenados en el segundo juicio por el Tribunal Oral de Temuco en mayo pasado por la acusación original de incendio terrorista con resultado de muerte del matrimonio de Werner Luchsinger y Vivianne Mackay.

La Corte Suprema prepara una sentencia sustitutiva en el segundo juicio del caso Luchsinger- Mackay, en la que mantiene las culpabilidades de los tres condenados por incendio con resultado de muerte del matrimonio, pero elimina el carácter terrorista del delito, lo que implica una disminución en las penas.

Según informa este domingo El Mercurio, la Segunda Sala acogió en parte los recursos de nulidad presentados por las defensas de José Tralcal Coche, Luis Tralcal Quidel y José Peralino Huinca, condenados en el segundo juicio por el Tribunal Oral de Temuco en mayo pasado por la acusación original de incendio terrorista con resultado de muerte del matrimonio de Werner Luchsinger y Vivianne Mackay.

El tribunal sentenció a Tracal Coche y Tralcal Quidel a presidio perpetuo simple, es decir, a pasar un mínimo de 20 años en la cárcel antes de recibir cualquier beneficio penitenciario, mientras que Peralino Huinca recibió una condena de cinco años de presidio, con el beneficio de la libertad vigilada, gracias a su colaboración en la investigación como delator compensado.

Sin embargo, según El Mercurio, con la recalificación del delito las penas se verán rebajadas, aunque en el caso de Tralcal Coche y Tralcal Quidel seguirán siendo altas, similares a la que recibió el machi Celestino Córdova, condenado a 18 años de cárcel. El fallo definitivo se dará a conocer el 10 de octubre próximo.

En el segundo juicio, el tribunal de Temuco absolvió a 8 acusados, entre ellos la machi Francisca Linconao. Los 11 comuneros fueron acusados como autores del delito consumado de incendio con resultado de muerte, en carácter de terrorista, en contra del matrimonio, ilícito perpetrado en el fundo Granja Lumahue, comuna de Vilcún, en la madrugada del 4 de enero del año 2013.

En el primer juicio, los 11 acusados fueron absueltos en fallo unánime del 25 de octubre de 2017, emitido por el mismo tribunal, pero la Fiscalía Regional de La Araucanía y los querellantes recurrieron a la Corte de Apelaciones de Temuco, que el 29 de diciembre del año pasado –también en fallo unánime- anuló el juicio y ordenó uno nuevo con distinta integración de magistrados.