busqueda infructuosaProfesional de la Unidad de Víctimas detalla apoyo brindado a ciudadanos que no hablan el idioma y no entienden cómo funciona el proceso penal.
El Fiscal Regional de La Araucanía, Cristian Paredes, se refirió a la importancia del trabajo de la Unidad de Víctimas del Ministerio Público en casos como el que están viviendo las ciudadanas inglesas que fueron violentadas sexualmente la tarde del domingo en Pucón.
A juicio de Paredes, el trabajo de esta unidad es clave con víctimas, como las jóvenes europeas, que no conocen el sistema y no hablan el idioma. “El trabajo de la Unidad de Atención a Víctimas es siempre importante en todos los casos, pero su importancia se intensifica aún más en casos como éste en el que enfrentamos a víctimas que no pueden expresarse en idioma español, que no cuentan con arraigo social significativo y respecto a los cuales resulta imprescindible brindar una atención oportuna e integral que se haga cargo, tanto de sus requerimientos de información como de atención y protección”, señaló el fiscal Paredes.
En tanto la asistente social, Silvana Pisani, profesional de la Unidad de Atención a Víctimas de la Fiscalía Regional, entregó algunos detalles del trabajo con extranjeros en general y con las dos jóvenes inglesas en particular. “Si la persona no habla bien el español, inmediatamente se contrata un traductor. Este es el primer paso y luego a la víctima se le explica cómo funciona el proceso penal en Chile”, sostuvo Pisani, quien agregó que a las personas se les debe explicar claramente a qué exámenes y peritajes se les va a someter.
La profesional comentó que tanto en extranjeros como en nacionales es clave la contención que se les entrega a las personas: “La idea es minimizar los síntomas de stress post traumático agudo y por otro lado se les debe acompañar a las diligencias que se harán. Parte de este apoyo, también, en el caso de los extranjeros es contactarlos con familiares si ellos lo requieren y, también, con su embajada o consulado”.
En el caso de las ciudadanas Inglesas, Pisani señaló que se les ha entregado este apoyo y que durante la tarde del lunes se les contactó telefónicamente con sus familias y se les entregó un espacio adecuado y privado para que pudieran expresarse libremente: “En este caso, también se contrató un traductor que las acompañó en las diligencias, incluyendo el retrato hablado realizado con Carabineros”.
Pisani destacó que en esta oportunidad las víctimas se han mostrado accesibles a cooperar con la investigación para llegar así al culpable. Según la profesional la clave es escuchar y empatizar: “Así la víctima siempre querrá colaborar”.