ebola
El Subsecretario de Salud Pública, Jaime Burrows, informó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró a Nigeria como país libre de ébola, al igual que Senegal el viernes pasado. Tras este anuncio realizó un llamado a la población a  mantener la calma y declaró  “que a medida que los sistemas de salud funcionan aún mejor, tenemos claro que somos capaces y es posible controlar cualquier eventualidad de un brote de este virus en otro país”. Por lo tanto, “aquellas personas que viajan a Nigeria o a Senegal, ya no están riesgo de adquirir y traer el virus”.
Sobre los cambios en el protocolo, el Subsecretario de Salud informó que se introdujo la categoría de “Caso en investigación”, que es una etapa previa a la clasificación de caso “Sospechoso”. De esta manera, cualquier persona que al llegar a la ventanilla en el aeropuerto que plantea su temor o aprehensión porque proviene de África, y presenta síntomas, activa inmediatamente el protocolo. Sin embargo, “eso no constituye un caso sospechoso, porque no hay evidencia que proviene de los países que tiene el brote epidémico o que haya tenido contacto con algún paciente con ébola”, advirtió.
Otro cambio tiene que ver con el aumento de las medidas y uso de elementos de protección para el personal de salud. “Tal como señalamos inicialmente, adoptamos los protocolos de la OMS que hacían una diferenciación entre el personal que se está desempeñando como extra hospitalario y el que está dentro del hospital”. Añadió que “hoy estamos proporcionando los mismos elementos a todo el personal, tal como lo hacen los médicos sin fronteras que son las guías clínicas y los protocolos que ahora estamos adoptando como Ministerio”.
Burrows detalló que se está trabajando con el comité de expertos, “que se volvió a reunir hoy y ha ido mostrando sus avances, en términos de la revisión de protocolos y perfeccionamiento”.
“Esperamos continuar este trabajo para estar completamente preparados y sobre todo para proteger al personal de salud, que pueda eventualmente tocarle atender a un paciente con ébola”, concluyó.