“Es uno de los actos más cobardes que hemos visto porque tiene como objetivo dañar a las personas, generar temor e incluso la muerte de personas inocentes”, agregó.michelle bachelet j
Tras el atentado registrado este lunes en Subcentro de la estación de Metro de Escuela Militar, la Presidenta Michelle Bachelet visitó a los lesionados y anunció cambios a la Ley Antiterrorista.
“Nos parece que esto es un acto abominable y por lo tanto vamos a usar todo el peso de la ley, incluso invocando la Ley Antiterrorista, porque los responsables de estos actos tendrán que responder”, sostuvo la mandataria.
“Es uno de los actos más cobardes que hemos visto porque tiene como objetivo dañar a las personas, generar temor e incluso la muerte de personas inocentes”, agregó.
Bachelet recalcó que este tipo de atentados “son actos terroristas, de ahí a decir que el terrorismo está instalado en nuestro país creo que no corresponde, pero de que estos son actos terroristas, lo son”.
“Uno de los problemas de la Ley Antiterrorista es que para poder calificar de antiterrorista se tiene que comprobar la intención de provocar temor y de provocar daño a otros, por lo tanto, tenemos una ley que no está siendo eficiente y ahora como ha dicho el ministro del Interior, a fines de este mes se está enviando el proyecto de ley que modifica la Ley Antiterrorista para hacerla efectiva y que pueda dar mayores resultados”, planteó la Presidenta.
Finalmente, la Presidenta pidió “llamar a la calma, lo que ha sucedido hoy es horrible, tremendamente condenable, pero Chile sigue siendo un país seguro, y vamos a trabajar como Gobierno y todas las instituciones, que puedan saber que vamos a trabajar para protegerlos”.
El ex fiscal Xavier Armendáriz explicó en Cooperativa que “la estructura del delito terrorista en Chile son dos situaciones que deben confluir, por una parte, determinados delitos que están señalados en el artículo dos de la ley. Básicamente son homicidios, lesiones, colocación de artefactos explosivos, secuestros, secuestros de vehículos”.
“La estructura del delito terrorista es la base del delito común más una intención de causar temor y a lo que alude la señora Presidenta, que ha sido un constante reproche de la ley es la dificultad de mostrar la intención de las personas, sobre todo cuando se les imputa de un solo hecho”, agregó.
Además, Armendáriz sostuvo que en el “caso bombas” faltaron los medios probatorios, los que demostrarían la intención de los imputados.