s. PiñeraEl expresidente Sebastián Piñera es investigado por la Contraloría por infringir la ley de presupuesto al publicar once libros en los que hay presencia de propaganda a favor de su gestión como Jefe de Estado. La investigación ha obtenido el apoyo del sector político, ya que es una manera de mantener claridad sobre el presupuesto presidencial.
La Contraloría investiga al expresidente Sebastián Piñera por el uso indebido de recursos públicos en la edición de once libros en los que habría publicidad oculta sobre el trabajo que el exmandatario habría realizado en su gobierno.
Los tomos fueron publicados casi al término de su gobierno y se encuentran en la colección “Chile Avanza con Todos”, además por los que se produjeron para el Bicentenario y aquellos en los que se consigna el balance de  su gobierno.
La Contraloría, en un preinforme sobre diversos procedimientos y gastos del Ministerio Secretaría General de Gobierno encontró que esta literatura tenía ciertas observaciones, pues la publicación de estos libros llegó a los $141.768.000, lo que es una falta a la ley de presupuesto, ya que no puede efectuarse una campaña publicitaria en la que se enumeren los logros de una autoridad o gobierno específico.
Con respecto a esta situación, Pablo Lorenzini (DC), presidente de la Comisión de Hacienda, en entrevista con Cambio21 expresó que “lo primero que uno pide a cualquier Presidente y a cualquier gobierno es transparencia total en las platas. Uno podrá equivocarse o dejar algo pendiente, pero con transparencia. En este caso a mí me sorprendió que la Contraloría no haya observado estos gastos que son cientos de millones de pesos, cuando es un organismo bastante equilibrado y equitativo”.
Sobre el mismo tema se refirió Guillermo Ceroni (PPD), integrante de la Comisión de Ética de la Cámara de Diputados, quien dijo que “obviamente, en primer lugar, creo que es bueno que la Contraloría haga esta investigación, porque ayuda a que cualquier persona, cualquier autoridad que esté en un cargo, no pueda usar los recursos del Estado haciendo pseudos libros de información y en los cuales más bien se está realizando una verdadera propaganda política a favor de su sector o de su persona y eso es absolutamente inaceptable, sobre todo cuando tenemos una opinión tan crítica de parte de la ciudadanía sobre el sector político. Eso desprestigia más que nada a la política y a quienes actuamos en ella y, desde ese punto de vista, yo creo que estas cosas hay que investigarlas a fondo y ver si realmente existe una justificación, y si no la hay, la Contraloría debe, dentro de sus facultades, tomar las medidas que corresponden”.
En cuanto al tiempo en que se realizó estas publicaciones y cómo puede afectar a los chilenos, Lorenzini explicó que  “son gastos directamente hechos en un periodo pre-presidencial, de elecciones presidenciales y casi al filo de entregar el mando. Yo creo que quizás antes se puede poner lo que se está haciendo, pero al final es solamente el Primer Mandatario, su señora y su equipo. Se advierte la propaganda y yo no recuerdo tenerlo en la discusión presupuestaria. Hay bastante plata para gastos presidenciales, es normal, porque un Presidente tiene que tener un equipo, pero esto es demasiado intenso, focalizado, mucho número, los minutos y la época en que se gobierna”.
En tanto que el diputado Ceroni declaró que “creo que en el gobierno anterior se abusó y se hizo propaganda política con muchos subsidios que se entregaron, por ejemplo de vivienda, papeles más bien dicho, que se suponía que las personas tenían derecho a sus casas, en circunstancias que en la práctica no es real porque no tenía financiamiento ese subsidio. Este libro en cuestión es algo similar y, por lo tanto, es bueno hacer una investigación a fondo de ello, pues es algo inaceptable”.
Con respecto a lo que se puede esperar de la investigación, el diputado de la DC advirtió que  “ahora vamos a ver las explicaciones que se dan, la Contraloría tendrá que llevar a delante el proceso, pero por lo menos no se ve bien sin más antecedentes y eso es un llamado de atención a cualquier gobierno para que no se cometan esos errores”.
Por Equipo Cambio21