TNE 14
Choferes de regiones piden que dineros lleguen directamente a ellos.
Desde que el pasado 21 de mayo, la Presidenta Miche-lle Bachelet anunciará que se extendería la Tarjeta Nacional Estudiantil para los meses de verano, se han producido cuatro paros de choferes de buses: en Temuco, Concepción, sectores rurales de la Región Metropolitana y Valparaíso. Aunque tuvieron distinta magnitud, todos se zanjaron con conversaciones y acuerdos entre la autoridad regional y los conductores.
Ante esto, el ministro de Transportes, Andrés Gómez-Lobo, aseguró que se trabaja en un plan para compensar -en regiones y zonas rurales de la capital- a las empresas dueñas de los buses por la extensión del pase los días de verano.
“Vamos a compensar a los operadores el uso del pase escolar, así es que consideramos que no se justifican estas medidas de presión que, por lo demás, hemos estado conversando con ellos respecto de estas soluciones y son medidas que afectan a los usuarios en definitiva”, comentó.
Sin embargo, el problema que tiene inquietos a los choferes es que no quieren que los recursos sean traspasados por medio de los operadores, sino que vaya directo a ellos. Así lo manifestó Oscar Cantero, dirigente de los conductores de Valparaíso, quien comentó que “queremos que nos aseguren que las pérdidas que tenemos se  nos puedan compensar, de tal manera  que vayan directo al bolsillo de los trabajadores y que no pase por ningún otro filtro, porque ahí se nos pierden”.
Según aseguraron los choferes de la Región de Valparaíso, las pérdidas que calculan por la extensión del pase durante el verano son, aproximadamente, de siete mil pesos por estudiante. Por lo mismo, agregaron que están en conversaciones con el ministerio para ver la posibilidad de que los fondos no pasen por los operadores.
Fiscalización de TNE
Otro problema que aqueja a los choferes y que se busca solucionar en las mesas de trabajo, es la fiscalización del pase escolar. “En la región hay un poco más de 200 mil estudiantes acreditados y nosotros estamos transportando de 300 a 400 mil”, aseguró Cantero.
Al respecto, Gómez-Lobo sostuvo estar de acuerdo y que la intención es mejorar la fiscalización. “Estamos en conversaciones con ellos de cómo mejorar el mal uso de la tarjeta estudiantil, posibles fraudes relacionados con la tarjeta y en eso yo creo que estamos muy alineados”, aclaró.
La Federación Gremial Nacional de Buses del Transporte de Pasajeros (Fenabus) comenzó, a principios de junio, a ejecutar un plan piloto de control del correcto uso de la TNE en los servicios rurales de la Región Metropolitana. Dicha iniciativa se enmarca en un convenio de cooperación que Fenabus suscribió con la Junaeb.
El plan que contempla la utilización de tecnología para la validación con equipos de control, pretendía ser aplicado también en la Región de Valparaíso.