PDI  juan de la FuenteCon el propósito de contribuir a generar una mayor conciencia sobre los mecanismos de prevención del extravío de menores y que ello tienda a reforzar hábitos de autocuidado en las familias, la Policía de Investigaciones de Chile, PDI, se encuentra desarrollando a nivel nacional la campaña  “JUEGA, DIVIÉRTETE Y NO TE PIERDAS”.
Los riesgos o causas del extravío de los niñas y niños son distintos a los que afectan al resto de la población. Si en los adolescentes o adultos la mayoría de los casos son abandonos voluntarios del hogar por algún tipo de conflicto asociado a su ciclo vital, en la presunta desgracia de los más pequeños el factor que más incide es el conflicto de los padres por su custodia.
Sin embargo, ése no es el único hecho, ni el principal riesgo a que están expuestos. Con frecuencia los más pequeños se alejan de los adultos que los cuidan por lapsos que van desde los pocos minutos hasta algunas horas, generando situaciones de mucha angustia. Este tipo de casos, por lo general, no originan una denuncia y, por lo tanto, no se pueden medir estadísticamente.
De las casi 8.000 órdenes de investigar recibidas durante  el año 2013 por este tipo de hechos, más de 2.000 corresponden a Presunta Desgracia Infantil, esto es alrededor de un 26%.
 
Por lo anterior, la  PDI, en el área Ubicación de Personas, realiza campañas de sensibilización dirigidas a padres, adultos responsables de cuidado de otros y comunidad en general, las que están orientadas en tres ejes: sensibilizar sobre las situaciones de riesgo, difundir medidas de prevención y educar a la población sobre la labor policial en esta área.
Una señal respecto a la preocupación de la población respecto a esta problemática es la alta convocatoria que alcanzan campañas preventivas como “Sebra – Seguridad en Brazalete” y “Sano y Seguro Siempre” de la Jefatura Nacional de Ubicación de Personas.  Gracias a la alta demanda que generan diversos organismos públicos y privados (las campañas se realizan en coordinación con los municipios u otro organismo) sólo entre el año 2012 y el 2013 aumentaron de 76 a 90 las acciones de ambas iniciativas. Una estimación de la Jefatura Nacional de Ubicación de Personas indica que en el último año se entregaron más de 60.000 brazaletes a niños y adultos mayores de todo el país.
Los resultados de estas acciones nos tienen muy conformes ya que se está cumpliendo el objetivo preventivo. Ante el extravío de una persona tras desconocer su paradero, la denuncia debe ser presentada lo antes posible. Se recomienda también llamar a todos los familiares y amigos más cercanos para ver si el desaparecido ha tenido algún contacto, llamar y/o concurrir a todos los lugares que frecuenta. En el caso del extravío de un niño o niña, la PDI recomienda hacerla de inmediato recurriendo al cuartel más cercano o en su defecto comunicándose al número de emergencia  134 de la PDI.
JUAN CARLOS DE LA FUENTE AMAYA
SUBPREFECTO
JEFE DE LA PREFECTURA PROVINCIAL CAUTÍN